Hogar Salud 15 increíbles beneficios del aceite de ajo

15 increíbles beneficios del aceite de ajo

por Dr. Sandra Landers, MD, PhD
Publicada: Ultima actualización en 6 Vistas

Los beneficios de salud del aceite de ajo incluyen tratar el acné, aumentar la inmunidad, aliviar el dolor de muelas, prevenir la caída del cabello, tratar la caspa, combatir las infecciones y tratar el trastorno metabólico. Otros beneficios incluyen aliviar los dolores de cabeza, controlar la diabetes, apoyar la salud respiratoria, prevenir la obesidad, mejorar la digestión, tratar las infecciones del oído y tratar el herpes labial.

¿Qué es el aceite de ajo?

Conocido científicamente como Allium satvium, el ajo es un pariente de la familia de la cebolla, miembro de la familia de las liliáceas y uno de los ingredientes más utilizados en el mundo. Cultivado principalmente en las regiones de los trópicos, el ajo está repleto de beneficios tanto culinarios como médicos. Las cualidades antifúngicas, antibacterianas y antivirales de la verdura lo convierten en un agente curativo natural. Produce una sustancia conocida como alicina, que es un antepasado del azufre. Además de su alto contenido de azufre, el ajo también contiene selenio, flavonoides y el aminoácido arginina, que son un tipo de compuestos fitoquímicos producidos por las plantas, que también son realmente buenos para la salud.

El ajo se puede consumir en diversas formas o incluso se puede convertir en aceite. Puede preparar aceite de ajo moliendo y remojando sus dientes por destilación al vapor o en aceite vegetal. Se ha comprobado que el aceite de ajo reduce el riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas al controlar el colesterol alto y la presión arterial. Sin embargo, también se puede usar como remedio para sus problemas diarios. A continuación se enumeran 15 sorprendentes beneficios para la salud del aceite de ajo.

15 increíbles beneficios para la salud del aceite de ajo

 

Lee mas:  ¿Qué es Ghee? 9 beneficios expuestos!

1. trata el acné

El aceite de ajo actúa como un excelente remedio para la piel mala. El ajo contiene alicina, selenio , zinc , cobre y vitamina C , todos los cuales son excelentes para aumentar la salud de su piel. El zinc, en particular, tiene la capacidad de regular la producción de sebo, que es una causa clave del acné. Las cualidades antiinflamatorias del ajo ayudan a relajar la piel. Combinar un par de gotas de aceite de ajo con un paquete de barro y aplicarlo en la cara durante 10 – 15 minutos puede hacer maravillas para tu piel.

2. Impulsa la inmunidad

Dado que el ajo está lleno de antioxidantes, una dosis diaria de su aceite podría beneficiar enormemente a su sistema inmune. Los nutrientes, como las vitaminas B1 , vitamina C , vitamina B6 , fósforo , hierro y alicina, son todos nutrientes que estimulan la inmunidad que se pueden encontrar en el aceite de ajo y son ideales para aumentar su salud general.

3. Alivia el dolor de muelas

El compuesto mágico alicina no solo ayuda a minimizar el dolor de dientes y la inflamación, sino que también ayuda a reducir la acumulación bacteriana y la actividad, así como a prevenir la caries dental. Todo lo que necesita hacer es aplicar una bolita de algodón empapada en aceite de ajo en el área afectada.

4. Evita la caída del cabello

El aceite de ajo contiene varios nutrientes, como vitamina E , azufre, vitamina B1 , vitamina B6 y vitamina C , que ayudan a promover el crecimiento del cabello y mejorar su textura. Esos nutrientes son los mismos que ayudan a combatir cualquier enfermedad del cuero cabelludo. Simplemente aplique aceite de ajo en su cuero cabelludo y déjelo durante la noche. Enjuague con un champú suave.

5. trata la caspa

Si la caspa te está haciendo la vida imposible, entonces quizás quieras comenzar a agregar aceite de ajo en tu champú y usar la mezcla. El ajo tiene propiedades antimicóticas que pueden combatir la infección que está allanando el camino a la caspa. Su aceite también contiene azufre que ayuda a calmar la piel irritada e inflamada, por lo que ofrece alivio de la picazón típica causada por la caspa.

6. Combate las infecciones

La alicina, un compuesto activo que se encuentra en el aceite de ajo tiene propiedades antimicrobianas que ayudan a combatir muchos parásitos, bacterias, virus y hongos como Candida albicans, Escherichia coli y Giardia lamblia, según un estudio realizado por The Journal of Microbes and Infections.

7. Trata el desorden metabólico

Mucha gente usa aceite de ajo para tratar el síndrome metabólico, que tiende a estar acompañado de niveles altos de azúcar en la sangre, obesidad, colesterol alto y presión arterial alta. Los antioxidantes presentes en este aceite pueden influir directamente en este síndrome, aliviando todos esos factores de riesgo y maximizando la actividad metabólica.

8. Alivia los dolores de cabeza

La evidencia anecdótica confirma que aplicar pequeñas cantidades de aceite de ajo directamente a la sien, o consumir una cantidad pequeña, no diluida de este aceite puede aliviar la inflamación en los capilares y las sienes muy rápido. Esto puede minimizar la aparición de dolores de cabeza y migrañas.

9. Control diabético

La naturaleza hipoglucémica del aceite de ajo puede ayudar a controlar el consumo de energía y la producción de insulina por parte de su cuerpo. Este aceite es perfecto para maximizar la actividad metabólica y, por lo tanto, puede ayudar a frustrar los picos y las caídas de la glucosa que afectan a muchos pacientes diabéticos.

10. Retiene la salud respiratoria

La inhalación de aceite de ajo, al igual que el consumo de ajo, puede limpiar los conductos nasales y los senos paranasales rápidamente y también aliviar la presión. Además de eso, el aceite también puede aliviar la sensibilidad alérgica, ayudando a reducir los ataques de asma y el bloqueo claro.

11. Previene la obesidad

El aceite de ajo es excelente para poner en marcha el metabolismo, que es igual a la quema de grasa pasiva, además de sus capacidades para reducir el colesterol. El ajo también puede ayudar a suprimir los dolores del hambre, mientras que los compuestos de sulfuro te ayudan a sentirte más lleno durante largos períodos de tiempo, lo que reduce la ingesta excesiva de comida y las meriendas causales entre comidas.

12. Rico en antioxidantes

La alicina no es solo uno de los antioxidantes más poderosos y versátiles que se conocen, sino que también se encuentra en cantidades abundantes en el aceite de ajo. Si está tratando de reducir el estrés oxidativo de su cuerpo, prevenir el envejecimiento prematuro o proteger su cuerpo contra el crecimiento de células cancerosas, entonces el uso de aceite de ajo es muy recomendable para usted.

13. Mejora la digestión

El aceite o jugo de ajo puede ser una excelente solución para la inflamación intestinal y el estreñimiento , dada su naturaleza estimulante y su alto contenido de antioxidantes. Puede ayudar con la digestión y también estimular el movimiento peristáltico, junto con la reducción de la posibilidad de diferentes cánceres gastrointestinales.

14. trata las infecciones del oído

El aceite de ajo es un antiguo remedio para los dolores de oído y las infecciones . Este aceite no solo combate la actividad bacteriana que causa la infección, sino que también ofrece alivio del dolor causado por la infección. Todo esto gracias a las propiedades antibacterianas, antisépticas y antivirales de la verdura.

Todo lo que necesita hacer es mezclar la mostaza , el coco o el aceite de oliva con unas gotas de aceite de ajo. Luego, caliéntalo a fuego lento y déjalo enfriar. Remoje una bola de algodón en la solución y aplíquela en el área infectada.

15. Trata el herpes labial

Debido a sus propiedades antiinflamatorias, el aceite de ajo es una excelente opción para tratar el herpes labial. Con la ayuda de una bola de algodón, aplique el aceite en las áreas afectadas para reducir la hinchazón y un alivio rápido del dolor. Los suplementos de ajo también pueden ayudar a acelerar el proceso de curación.

Conclusión

A pesar de sus numerosos beneficios para la salud, este poderoso aceite tiene algunos efectos secundarios que incluyen niveles de azúcar en la sangre y presión arterial peligrosamente bajos, irritabilidad de la piel, olor corporal, mal aliento y sangrado excesivo. Para evitar estos problemas, es mejor que use este aceite de manera responsable, después de haber consultado a su médico.

También te puede interesar

Deja un comentario