Hogar Síndrome Síndrome de Ogilvie

Síndrome de Ogilvie

por Dr. Sandra Landers, MD, PhD
45 Vistas

¿Qué es el Síndrome de Ogilvie?

El síndrome de Ogilvie es una condición médica que dilata el colon o los intestinos sin la presencia de una obstrucción mecánica real. Esto afecta el movimiento peristáltico de los intestinos y puede causar síntomas similares a una obstrucción intestinal o de colon [1] .

El síndrome de Ogilvie es un fenómeno raro y su otro nombre es pseudoobstrucción colónica aguda (ACPO). Recibió su nombre de Sir William Heneage Ogilvie, quien examinó este evento por primera vez en 1948. En este trastorno, la dilatación del colon altera el peristaltismo normal de los intestinos. Puede tratarse como cualquier otra obstrucción del colon, pero un examen más detallado revelará que no hay obstrucción física en la parte afectada del colon. Esta condición está asociada con una condición médica preexistente, trauma o cirugía, electrolitos desequilibrados en el cuerpo y eventos cardíacos que han ocurrido recientemente [1, 2, 3] .

Entre los 2 sexos, ocurre más comúnmente en hombres que en mujeres. También se ve con más frecuencia en los ancianos que en cualquier otro grupo de edad. Esta condición se puede manejar de forma conservadora, pero puede poner en peligro la vida si no se trata a tiempo. Otros factores que pueden afectar el pronóstico son la edad del paciente, el retraso en la descompresión del colon y la extensión de la dilatación del intestino. La Figura 1 muestra una tomografía computarizada de una persona con intestinos dilatados [1, 2, 3] .

Lee mas:  Síndrome de Tietze: tratamiento, imágenes, síntomas, diagnóstico, causas

Figura 1- Tomografía computarizada de un paciente con síndrome de Ogilvie
Causas y factores de riesgo

El mecanismo exacto que conduce al desarrollo de este síndrome aún está bajo investigación y la lista de condiciones asociadas con él es muy extensa. Los más comunes que se asocian con ella son insuficiencia cardíaca congestiva, infarto de miocardio, sepsis y neumonía. Someterse a procedimientos quirúrgicos cardíacos, urológicos, neurológicos, ortopédicos y abdominales también puede poner en riesgo a una persona [4] .

Signos y síntomas

Como se mencionó antes, los signos y síntomas de presentación son muy similares a los de otras obstrucciones intestinales. Habrá distensión del abdomen que puede desarrollarse lentamente durante unos días o ocurrir rápidamente dentro de las 24 horas. El paciente también puede quejarse de dolor abdominal y experimentar náuseas y vómitos. La distensión puede producir complicaciones potencialmente letales porque puede provocar una disminución del flujo sanguíneo al colon o incluso una perforación [2, 4, 5] .

Cuando el intestino se perfora, su contenido se filtrará hacia la cavidad abdominal y provocará una infección. Los signos de infección abdominal pueden incluir fiebre, sensibilidad abdominal, aumento del recuento de glóbulos blancos y sepsis. Por otro lado, la disminución del flujo sanguíneo al intestino puede causar isquemia y provocar la muerte del tejido de la parte afectada del colon [2, 4, 5] .

Diagnóstico

Historial de salud y examen físico

El paciente puede informar al médico sobre distensión abdominal y sensación de estar “hinchado”. La historia clínica y el examen físico pueden revelar otros síntomas y establecer el diagnóstico. Es casi imposible diferenciar esta condición de otra obstrucción intestinal a través de la historia y el examen físico, por lo que el médico puede realizar otras pruebas de laboratorio al paciente [4, 5] .

Lee mas:  Síndrome de Sturge Weber

Estudios de imagen

Realizar una radiografía del colon del paciente puede revelar la distensión. También puede mostrar acumulación de aire o líquido en el intestino delgado, lo que también es indicativo de obstrucción en el intestino. Si no se produce acumulación de aire en todo el intestino grueso, se puede realizar una tomografía computarizada (TC). Proporcionará imágenes de las estructuras intestinales con el fin de revelar la obstrucción o la aparente ausencia de la misma [4, 5] .

Tratamiento

El tratamiento o manejo del Síndrome de Ogilvie puede incluir medicamentos, terapia de apoyo, descompresión del colon y cirugía. Hay varios factores para considerar el método más apropiado para el paciente, como la progresión de la enfermedad, la salud general del paciente y el estado del intestino. Someterse a un tratamiento conservador siempre debe ser considerado por el médico porque un gran número de pacientes se benefician de ellos [2, 5] .

La parte inicial del manejo es la evaluación del colon. Cualquier signo de isquemia o perforación debe identificarse de inmediato. La presencia de cualquiera de estos 2 requerirá atención médica inmediata. Si se ha identificado la causa del síndrome, el tratamiento de la causa resolverá la distensión del abdomen [2, 5] .

Se puede realizar la descompresión del colon, pero debe hacerse como último recurso para las personas que no respondieron a otros modos de tratamiento debido a los riesgos de este procedimiento, como la recurrencia de la afección y la perforación del intestino [2, 5] .

Si ya se ha producido una perforación o muerte del tejido de la parte afectada del colon, el paciente puede someterse a un procedimiento quirúrgico. Se puede realizar la extirpación de un segmento del colon o una colectomía subtotal para prevenir complicaciones potencialmente mortales. Esta opción también depende de factores como el estado del colon y la capacidad del paciente para recuperarse del procedimiento [2, 5] .

Lee mas:  Síndrome del bebé azul

Referencias

  1. Web MD. (2015, 28 de mayo). Síndrome de Ogilvie. Obtenido de WebMD: http://www.webmd.com/digestive-disorders/ogilvie-syndrome
  2. Willacy, H. (23 de junio de 2015). Síndrome de Ogilvie. Obtenido de Patient.info: http://patient.info/doctor/ogilvies-syndrome
  3. Cagir, B. (28 de diciembre de 2015). Pseudoobstrucción intestinal. Obtenido de Medscape: http://emedicine.medscape.com/article/2162306-overview
  4. Remy, P. (2012). Síndrome de Ogilvie. Obtenido de la Organización Nacional de Trastornos Raros: http://rarediseases.org/rare-diseases/ogilvie-syndrome/
  5. Maloney, N. y Vargas, D. (2005). Pseudo-Obstrucción Intestinal Aguda (Síndrome de Ogilvie). Clínicas en Cirugía de Colon y Recto, 96-101.

También te puede interesar

Deja un comentario