Hogar Síndrome Estrategias Educativas para Niños con Síndrome Alcohólico Fetal

Estrategias Educativas para Niños con Síndrome Alcohólico Fetal

por Dr. Sandra Landers, MD, PhD
40 Vistas

Hay tres organizaciones importantes en el Reino Unido que han elaborado con éxito nuevas pautas educativas sobre cómo manejar a los niños con síndrome alcohólico fetal (FAS). NOFAS-UK, FASAware y FASD Trust crearon un marco que guía a los educadores sobre cómo manejar a los niños con FAS. Se espera que estas pautas mejoren el currículo educativo actual y brinden una educación de mayor calidad a los niños con FAS.

Comprender el síndrome de alcoholismo fetal

El síndrome alcohólico fetal (FAS) o trastorno del espectro alcohólico fetal (FASD), involucra anomalías cerebrales, deformidades faciales y craneales y problemas con el crecimiento y el desarrollo. En el Reino Unido, FAS es la causa más común de dificultades/discapacidades de aprendizaje. El síndrome alcohólico fetal es el resultado de la exposición al alcohol durante el embarazo; la exposición interfiere con el desarrollo fetal normal, lo que da como resultado anomalías físicas. Las anomalías físicas que definen a los niños con síndrome alcohólico fetal incluyen las siguientes:

  • labio superior fino
  • filtrum indistinto
  • deformidades del oído
  • Una cara media plana
  • Pliegues epicánticos que rodean
  • Mentón pequeño o micrognatia
  • Presencia de un puente nasal bajo
  • Labios superiores delgados

El síndrome alcohólico fetal también se define por anomalías en el cerebro, lo que afecta la memoria, la cognición y el aprendizaje. Estos problemas a menudo surgen a medida que el niño crece y se convierte en adulto.

El alcohol durante el embarazo es el principal culpable de FAS; el consumo crónico de alcohol y el consumo de alcohol durante las etapas cruciales del embarazo resultan en gran medida en el síndrome alcohólico fetal. Se dice que el FAS afecta a casi el 1% de la población infantil en los países occidentales, y las estadísticas aumentan en las poblaciones de alto riesgo (p. ej., familias de bajos ingresos, madres solteras y madres adolescentes).

Lee mas:  Síndrome de la víctima narcisista

FAS es un desafío para los educadores ya que requiere un enfoque y una metodología diferentes. Comprender qué es el síndrome alcohólico fetal; es en sí mismo un paso clave en el empleo de metodologías de enseñanza efectivas.

Comportamientos desafiantes de los niños con FAS

Los niños con síndrome de alcoholismo fetal se comportan de manera diferente a los niños normales. Se observa que estos niños exhiben las siguientes características o comportamiento dentro de un salón de clases:

  • Breve lapso de atención
  • Cambios de humor que son erráticos
  • Mala memoria
  • Hiperactivo
  • Retiene mal las instrucciones
  • Dificultades con valores numéricos y matemáticas.
  • Falta de habilidades sociales.
  • Dificultades con la coordinación y las funciones sensoriales

Con las características y el comportamiento exhibidos, el aprendizaje de hecho se convierte en un desafío para estos niños. Más aún, facilitar el aprendizaje al nivel óptimo se convierte en una tarea aún más desafiante.

Adaptación de estrategias educativas para adaptarse a los comportamientos de aprendizaje de los niños con FAS

El objetivo principal de los educadores al tratar con niños FAS es evitar que el niño se desconecte del proceso de aprendizaje. Esto implica una evaluación cuidadosa del comportamiento del niño. Un problema principal relacionado con el aprendizaje de los niños FAS es su comportamiento errático y sus cambios de humor. Para gestionar esto, se aconseja a los profesores que planifiquen actividades que incluyan una actividad básica, de apoyo y de extensión. Las actividades básicas se centran en las habilidades centrales del niño; las actividades de apoyo implican un aprendizaje que promueve la autoimagen y el éxito a través de los logros. Las actividades de extensión refuerzan las actividades centrales de una manera diferente.

Lee mas:  Síndrome de fase de sueño retrasada

Este modelo puede guiar al maestro para facilitar el aprendizaje en función de los cambios de humor del niño. Por ejemplo, si el niño está distraído o emocionalmente inestable, los maestros pueden emplear actividades de apoyo. Si el niño está comprometido y el estado de ánimo es tranquilo, entonces se pueden usar actividades de extensión. Adaptar las actividades al comportamiento o carácter del niño puede facilitar efectivamente el proceso de aprendizaje.

Con la orientación adecuada y una educación de calidad, podemos ayudar a los niños con FAS a sobrellevar su condición de manera efectiva. Las estrategias están lejos de darles a los niños una infancia normal, pero les da la sensación de que son cuidados y no se les deja fuera. Tenemos que recordar que todos los niños son realmente importantes.

Sobre el Autor:

Bharat, el autor invitado es bloguero y escritor independiente de artículos. Está contribuyendo para  libros de ciencia donde habló sobre la revisión del ratón ABC .

También te puede interesar

Deja un comentario