Síndrome de infusión de propofol

por Dr. Sandra Landers, MD, PhD
58 Vistas

¿Qué es el síndrome de infusión de propofol?

El síndrome de infusión de propofol se puede definir como la afección médica aguda que conduce a bradicardia refractaria (frecuencia cardíaca lenta) y además causa asistolia cardíaca (cese de los latidos cardíacos) con otras afecciones asociadas como acidosis metabólica, hiperlipidemia, rabdomiolisis e hígado graso o agrandado. El síndrome de infusión de propofol surge debido a su número de efectos adversos graves, que incluyen acidosis metabólica, asistolia cardíaca, insuficiencia miocárdica, rabdomiólisis y muerte.

El síndrome de infusión de propofol es común en los niños, pero el informe médico reciente indicó que los adultos también se ven afectados por los efectos adversos del propofol y surge el síndrome de infusión de propofol 1 .

¿Qué es Propofol?

El propofol es un fármaco anestésico, pero también se utiliza como agente sedante a corto plazo en la UCI (unidad de cuidados intensivos) debido a sus propiedades farmacocinéticas favorables y su rápido efecto de sedación reversible 3 .

Mecanismo

La dosis y la duración de la infusión son criterios importantes para el inicio del síndrome de infusión de propofol (PRIS). Una dosis más alta, como 4 mg/kg/hora durante más de 48 horas, generalmente causa PRIS.

Se desconoce el mecanismo exacto en el desarrollo de PRIS. Pero el posible mecanismo involucrado que se estableció a través del estudio in vitro se debe a que la función mitocondrial se ve afectada por una dosis más alta de infusión de propofol durante un período prolongado. El deterioro de la función mitocondrial no está adecuadamente descrito en la literatura médica, pero puede ocurrir debido a un efecto inhibitorio sobre la cadena respiratoria mitocondrial o al deterioro del metabolismo de los ácidos grasos mitocondriales 2,3,4 .

Historia

La notificación de la incidencia del Síndrome de Infusión de Propofol no tiene una historia muy antigua. El comité médico danés planteó por primera vez un problema sobre el uso de propofol en la población pediátrica después de que se informara un efecto adverso grave (muerte) en 1990.

Lee mas:  Síndrome de cabeza explosiva: causas, síntomas, tratamiento

BMJ publicó artículos en 1992, que destacaban las preocupaciones de seguridad del uso de propofol en niños y que también indicaban que se debe tener cuidado con la usabilidad en adultos. El primer síndrome de infusión de propofol en adultos se informó en 1996 después de usar propofol en la unidad de cuidados intensivos (UCI) para adultos después de usar propofol durante una mediana de 3 días.

Considerando el Síndrome de Infusión de Propofol general, casi 1.1% tasa de incidencia observada por año en UCI. La tasa de mortalidad total debido a PRIS fue de casi el 18% en comparación con la incidencia total del síndrome de infusión de propofol anterior. Pero actualmente, la tasa de mortalidad se redujo debido a la mayor concienciación sobre los efectos adversos del propofol 5,6 .

Síntomas del SIP

Los siguientes son los síntomas más comunes del síndrome de infusión de propofol:

  • Acidosis metabólica
  • Disfunción cardíaca
  • Destrucción de los músculos esqueléticos (rabdomiolisis). La rabdomiólisis se desarrolla debido a la necrosis de los tejidos musculares. La destrucción del tejido muscular se desarrolla en todos los músculos estriados, incluidos los miocitos cardíacos, lo que conduce a una mayor descarga de creatinina quinasa (CK) y mioglobina.
  • Niveles elevados de triglicéridos (hipertrigliceridemia),
  • Insuficiencia renal y se produce debido a la liberación excesiva de mioglobina 7 .
  • hepatomegalia
  • hiperpotasemia
  • Lipemia; Esto puede ocurrir debido a la estimulación simpática, los niveles elevados de cortisol y la hormona del crecimiento, la oxidación obstructiva de los ácidos grasos mitocondriales y el deterioro del metabolismo de los lípidos. Por lo tanto, el nivel de ácidos grasos no esterificados se vuelve alto en la circulación sanguínea y la presentación clínica se manifiesta clínicamente como triglicéridos séricos elevados.
  • Síntomas arrítmicos como fibrilación auricular, taquicardias ventriculares, incluso taquicardias supraventriculares, bloqueo de un haz de his, bradicardia secuencial y, finalmente, asistolia 8 .

Factores de riesgo

Ciertos factores de riesgo pueden ser responsables del desarrollo del PRIS, que incluyen

  • Lesiones graves en la cabeza
  • Septicemia
  • Mejora del nivel de catecolaminas exógenas o endógenas
  • Aumento del nivel de los niveles de glucocorticoides.
  • Bajo consumo de carbohidratos con alto aporte de lípidos,
  • Defectos congénitos de la oxidación de ácidos grasos 9 .
Lee mas:  Síndrome cruzado superior

Diagnóstico

Los siguientes son los diferentes criterios de diagnóstico para PRIS:

  • La presentación clínica temprana es un aumento de la producción de lactato, lo que conduce a acidosis láctica e insuficiencia renal. Ambas condiciones conducen secuencialmente a la acidosis metabólica. La descripción de diferentes informes de casos ilustra que la medición del lactato no se realizó en la mayoría de los casos. Por lo tanto, es un criterio diagnóstico importante para comprender la aparición de PRIS.
  • ECG o electrocardiograma pueden detectar disfunción cardíaca. La característica específica del ECG tiene elevaciones del ST de tipo cóncavo en V1-V3, que clínicamente se denominan alteraciones del ECG de tipo Brugada.
  • Las muestras de suero se analizan para estimar la lipemia en pacientes con PRIS.
  • La creatinina cinasa (CK) también está elevada en una muestra de sangre (>10 000 unidades litro−1) en pacientes con PRIS 7,8,9 .

Tratamiento

El criterio de manejo más importante para el paciente con PRI es la rápida identificación de los signos clínicos mediante la realización de las diferentes pruebas diagnósticas. Las personas vulnerables se manejan con mayor cautela con infusión de propofol. Se requiere la siguiente observación para manejar pacientes con PRI

  • Monitoreo diario de los niveles de creatinina quinasa (CK) y triglicéridos luego de 48 horas de administración de la infusión de propofol. Cualquier nivel elevado de CK sin la participación de otra condición patológica de los músculos necesita la interrupción inmediata del propofol y se pueden usar fármacos sedantes alternativos como midazolam para mantener el requisito de tratamiento del paciente.
  • El tratamiento de PRIS es difícil. Se requiere soporte cardiovascular con hemofiltración y estimulación cardiaca para el manejo del paciente. El marcapasos cardíaco o eléctrico se puede proporcionar a través de un cable temporal o de forma transcutánea. Tiene cierto grado de alivio de la bradicardia.
  • La eliminación rápida de propofol y su metabolito puede obtenerse mediante terapia renal. La acidosis láctica se puede controlar administrando terapia de reemplazo renal.
  • La oxigenación por membrana extracorpórea proporciona el máximo apoyo cardiovascular de PRIS 7,8,9 .
Lee mas:  Síndrome de Toulouse-Lautrec

Prevención

Algunas medidas preventivas de PRIS incluyen

  • La dosis y la duración son muy importantes para PRIS. Por lo tanto, se ha preferido que la dosis no aumente 4 mg kg−1 h−1 para uso a largo plazo (más de 48 horas).
  • Se requiere un control frecuente del lactato sérico, los gases en sangre arterial y la CK para prevenir PRIS, específicamente si el paciente requiere una dosis más alta de propofol durante más de 48 horas.
  • La ingesta de hidratos de carbono o la infusión de glucosa requieren reducir el riesgo de lipólisis, concretamente cuando la demanda energética es elevada en periodos de inanición.
  • La monitorización rutinaria de Ck y triglicéridos requiere Los pacientes que tienen factores de alto riesgo para prevenir PRIS 8,9,10 .

Referencias

  1. Kam PC, Cardone D.; síndrome de infusión de propofol; Anestesia. 2007 julio;62(7):690-701.
  2. José Orsini; Abhijeet Nadkarni; Julia Chen; Nina Cohen; Síndrome de Infusión de Propofol: Informe de Caso y Revisión de la Literatura; Am J Salud Syst Pharm. 2009;66(10):908-915.
  3. Chris Nickson; síndrome de infusión relacionado con propofol (PRIS); Disponible en línea en http://lifeinthefastlane.com/ccc/propofol-infusion-syndrome/
  4. Parke TJ, Stevens JE, Rice ASC, Greenway CL, Bray RJ, Smith PJ, Waldmann CS, Verghese C. Acidosis metabólica e insuficiencia miocárdica fatal después de la infusión de propofol en niños: informes de cinco casos. Diario Médico Británico 1992; 305 : 613–6.
  5. Cremer OL, Moons KGM, Bouman EAC, Kruijswijk JE, De Smet AMGA, Kalkman CJ. Infusión de propofol a largo plazo e insuficiencia cardíaca en pacientes adultos con traumatismo craneoencefálico. Lanceta 2001; 357 : 117–8.
  6. Parke TJ, Stevens JE, Rice ASC, et al. Acidosis metabólica e insuficiencia miocárdica fatal después de la infusión de propofol en niños: informes de cinco casos. Br Med J1992;305:613-6. doi:10.1136/bmj.305.6854.613.
  7. Roberts R, Barletta J, Fong J, et al. Incidencia del síndrome de infusión relacionado con propofol en adultos críticamente enfermos: un estudio prospectivo multicéntrico. Crit Care2009;13:R169. doi:10.1186/cc8145.
  8. Fodale V, La Monaca E. Síndrome de infusión de propofol: una visión general de una enfermedad desconcertante. Drug Saf 2008;31:293-303. doi:10.2165/00002018-200831040-00003.
  9. Priya Nair, síndrome de infusión de propofol; Contin Educ Anaesth Crit Care Pain (2013)doi: 10.1093/bjaceaccp/mkt007
  10. Cremer OL, Moons KGM, Bouman EAC, et al. Infusión de propofol a largo plazo e insuficiencia cardíaca en pacientes adultos con traumatismo craneoencefálico. Lancet 2001;357:117-8.

También te puede interesar

Deja un comentario