Hogar Salud Quemosis de la conjuntiva: causas, síntomas, diagnóstico, tratamiento

Quemosis de la conjuntiva: causas, síntomas, diagnóstico, tratamiento

por Dr. Sandra Landers, MD, PhD
Publicada: Ultima actualización en 5 Vistas

Hay tantas enfermedades oculares. Puede experimentar enrojecimiento o hinchazón en los ojos. Esto puede ser debido a la quemosis.

En este artículo, sabrá todo sobre la quemosis en humanos y animales.

Quemosis – ¿Qué es?

Quemosis es un tipo de inflamación del ojo. Afecta principalmente a la membrana mucosa transparente que cubre la superficie blanca externa del ojo (esclerótica) y recubre los párpados. Esta membrana se llama como la “conjuntiva”.

La conjuntiva tiene la función de lubricar el ojo al producir moco y lágrimas. También previene la entrada de microorganismos y cualquier sustancia potencialmente dañina mientras protege el ojo.

En esta condición médica, el área afectada se hincha, acuosa o incluso gelatinosa en apariencia. A veces, el globo ocular puede verse amarillento y ligeramente desplazado hacia atrás junto con el iris, y por lo tanto, al paciente le resulta difícil cerrar el ojo.

En general, la quemosis es un signo de irritación ocular que puede tratarse fácilmente.

Síntomas: ¿cuáles son sus efectos?

Cuando los ojos se irritan, a menudo lo hacen visible por un desgarro excesivo y una apariencia acuosa e hinchada. Como un signo de irritación ocular, la quemosis presenta los siguientes síntomas:

i) Inflamación y picazón del ojo, lo que conduce a un desgarro excesivo y una apariencia acuosa de los ojos.

ii) Acumulación de fluido en la membrana de la conjuntiva.

iii) Una apariencia gelatinosa de la membrana de la conjuntiva.

iv) Emergencia hinchada y tipo ampolla en la superficie externa del ojo.

v) Cuando ocurre debido a una cirugía, la aparición de ampollas ocurre con una coloración rosada.

vi) El globo ocular puede parecer haber cambiado de su posición original.

vii) La picazón del ojo, que puede llevar a frotar y agravar la inflamación.

viii) Dificultad para cerrar el ojo debido a una inflamación severa.

ix) Visión borrosa o doble.

Estas manifestaciones varían entre las personas. Algunos pacientes pueden tener una inflamación simple mientras que otros pueden tener una gran cantidad de ellos. Busque atención médica inmediatamente si ocurren cambios en la respiración y frecuencia cardíaca, sibilancias, dolor intenso, inflamación severa, hinchazón de los labios, lengua y tejidos de la garganta. Este conjunto de síntomas puede ocurrir debido a una reacción alérgica grave. El tratamiento de emergencia es imprescindible para evitar exponer su vida al riesgo.

Sin embargo, en casos normales, la quemosis es una condición no contagiosa. No supone un daño grave, siempre que no se vea agravado por el roce fuerte de los ojos. Se puede tratar fácilmente con paciencia y cuidado.

Causas de quemosis: ¿por qué sucede?

Causas de quemosis: por qué sucede

La quemosis puede tener lugar debido a una variedad de razones, las más comunes son las alergias, infecciones virales y bacterianas, cirugías oculares, hipertiroidismo y fricción constante. Sin embargo, cualquier factor que induzca irritación ocular puede conducir a la quemosis.

Las siguientes son algunas de las causas más comunes y menos frecuentes de quemosis:

1. Alergias

Se sabe que las reacciones alérgicas a los cambios estacionales, las mascotas, la caspa, el polen y mucho más hacen que los ojos se vuelvan acuosos, rojos, con comezón e incluso hinchados. Si usted es propenso a otras reacciones alérgicas como la conjuntivitis y el angioedema, debe saber que pueden ocurrir junto con la quemosis y aumentar la intensidad de los síntomas.

2. Infecciones

La quemosis causada por infecciones virales y bacterianas del ojo (también conocida como conjuntivitis) es muy común. Las infecciones pueden transmitirse por objetos compartidos de higiene personal o productos cosméticos. Pero la quemosis en sí misma no es contagiosa. Cuando es causada por infecciones, los síntomas pueden incluir visión borrosa.

3. Cirugías oculares

Las cirugías del ojo o los párpados son la causa más frecuente de quemosis. Su tratamiento profundo se vuelve obligatorio cuando dura más de unos pocos días. El tratamiento puede lograrse mediante colirios, compresas frías o parches oculares temporales. En casos severos, puede requerirse conjuntivoplastia. Es una cirugía menor en la que se elimina la conjuntiva excesiva y descuidada.

Es aconsejable consultar al cirujano de inmediato para que elaboren un plan de tratamiento lo antes posible.

4. Hipertiroidismo

En esta condición médica, la glándula tiroides segrega hormonas en exceso. Esto puede conducir a diferentes tipos de trastornos oculares y la quemosis es uno de ellos, junto con hinchazón, hinchazón y retracción de los párpados.

5. Frotar

Otra causa común de quemosis es el roce o rascado constante y excesivo de los ojos. Si tiene picazón en los ojos, recuerde que frotarlos no es lo mejor que puede hacer. Es aconsejable que encuentre la causa de la picazón en lugar de ceder al frotamiento, ya que esto provocará más irritación y daño.

Otras causas menos comunes de quemosis incluyen

i) Dacriocistitis

Obstrucción del conducto nasolagrimal que causa infección del saco lagrimal.

ii) Celulitis orbital

Una infección aguda de la cuenca del ojo que causa inflamación severa de los tejidos oculares.

iii) Glaucoma agudo

Una emergencia médica en la que hay una mayor presión en el ojo.

iv) Obstrucción de la vena cava superior

A menudo viene junto con edema facial.

v) Dolores de cabeza en racimo

Es un trastorno neurológico que produce constantes dolores de cabeza que a menudo son unilaterales y rodean el ojo.

vi) Urticaria

Una reacción alérgica que causa trastornos dermatológicos.

vii) Rabdomiosarcoma de la órbita

Un tumor raro y maligno que puede ser letal.

Diagnóstico: ¿cómo se identifica la quemosis?

Cuando consulte a su médico debido a la gravedad de los síntomas, usarán los siguientes procesos para diagnosticar la afección:

1. Anamnesis del paciente 

Esto consistirá en un conjunto de preguntas sobre la intensidad del picor, irritación, dolor, irrigación de los ojos, supuración de líquido y cualquier otro síntoma; así como la duración y duración de la misma. También es importante informarle a su médico sobre cualquier alergia existente o potencial para obtener el tratamiento más efectivo y personalizado.

2. Examen físico

Lo cual se hará con el uso de los instrumentos oftalmológicos específicos por parte del médico para observar de cerca el área infectada.

3. Biopsia

Esto se realizará solo en caso de sospecha de la presencia de un tumor.

Tratamiento – ¿Qué hacer?

El tratamiento de la quemosis es a menudo leve y simple. Pero si no se trata, la quemosis puede provocar daños y pérdida de la visión. Es por eso que es importante prestar atención a los síntomas y tratarlos en consecuencia.

Aunque el tratamiento dependerá de la causa subyacente de la quemosis.

Métodos comunes de terapia

1. Compresas frías

La aplicación de compresas enfriadas alivia la inflamación. Hacer esto reducirá la hinchazón y la incomodidad.

2. Gotas para los ojos o ungüentos lubricantes

El uso de gotas para los ojos o pomadas lubricantes en la membrana del ojo combate la sequedad y la irritación. Esto será prescrito por el médico en caso de hinchazón leve.

3. Gotas de ojos esteroides artificiales enfriadas

Estos serán recomendados por el médico en caso de hinchazón más intensa. Disminuyen la inflamación y ayudan al ojo a reducir el golpe.

4. Parcheo / Tarsorrafia temporal

En los casos en los que existe dificultad para cerrar el ojo y esto lo deja constantemente expuesto al ambiente, se puede necesitar una ayuda externa para cerrarlo. Los parches para los ojos se pueden usar para esto. En casos extremos, el especialista también puede aconsejar la tarsorrafia temporal. Esto consiste en unir parcial o completamente los párpados superior e inferior para ayudar en el cierre del ojo. Tiene el propósito de minimizar la exposición y promover la curación.

5. Conjuntivoplastia

Esto puede ser requerido por una hinchazón prolongada. Es una cirugía menor que consiste en una pequeña incisión en la conjuntiva y la eliminación de la membrana excesiva y suelta. Esto se realizará bajo anestesia local. Este tratamiento se considera especialmente en los casos en que la quemosis ocurre debido a cirugías de ojos o párpados.

La quemosis es una condición que se produce debido a una causa primaria subyacente, y es importante descubrir y definir lo que puede ser. Esto da un alcance del uso del tratamiento adecuado según cada paciente.

Tratamiento específico según paciente

1. Antihistamínicos

Se administran por vía oral o tópica dependiendo de los síntomas y su gravedad. Estos también se utilizan para proporcionar alivio de las reacciones alérgicas. Reducen la inflamación, el picor y lagrimeo excesivo.

2. Antibióticos y probióticos

Estos se prescriben en caso de infecciones bacterianas que pueden aparecer debido al frotamiento excesivo o transmitirse debido a la falta de higiene. Es importante consumir los antibióticos siempre que el médico lo especifique para evitar la recurrencia de la infección y el desarrollo de resistencia por parte de la bacteria.

Los antibióticos a menudo requieren el uso de probióticos para mantener la estabilidad del intestino.

3. Antiinflamatorios

Como su nombre indica, estas son sustancias que reducirán la inflamación y aliviarán los síntomas generales. Su administración puede ser tópica u oral.

4. Adrenalina

Se administra solo en caso de una reacción grave que requiere un tratamiento de emergencia para evitar una amenaza a la vida.

¿Cómo prevenir la quemosis?

La quemosis difícilmente se puede prevenir cuando ocurre debido a una cirugía. Sin embargo, puede evitarlo cuando se debe a una reacción alérgica manteniéndose alejado y evitando el contacto con los alérgenos. También se recomienda mantener una alta higiene y limitar el intercambio de objetos que entren en contacto con los ojos, como toallas, pañuelos o productos cosméticos. Esto reducirá el riesgo de contraer y transmitir una infección.

Quemosis en mascotas

La quemosis no es una condición exclusiva de los humanos. Nuestros queridos perros y gatos también pueden ser presa de la quemosis.

Al igual que en los humanos, otros mamíferos también tienen una membrana delgada y clara llamada conjuntiva. Rodea su superficie blanca externa (esclerótica) y recubre el interior de los párpados hasta llegar a la córnea. Su función es proteger los ojos de la entrada de partículas extrañas, mantenerlos lubricados y ayudar a la curación de posibles lesiones.

La hinchazón de la membrana de la conjuntiva se conoce como “edema conjuntival” o “quemosis”. Su inflamación a menudo supone una reacción a un problema subyacente que debe descubrirse y tratarse de manera eficiente. Además, si no se trata, puede provocar daños más graves e incluso la pérdida de la visión.

Causas de la quemosis en las mascotas

i) Deficiencia de proteína (hipoproteinemia).

ii) Infecciones bacterianas e infecciones fúngicas que pueden afectar los ojos.

iii) Alergia por polen, polvo, picaduras de insectos, alimentos o inhalantes que causan reacciones como hinchazón de los tejidos oculares.

iv) Reacciones de la exposición a materiales cáusticos o ácidos.

v) La irritación mecánica causada por traumatismo, polen, polvo, cuerpos extraños o picaduras de insectos puede provocar roces o rasguños. Esto, a su vez, deja espacio para la inflamación del ojo y, por lo tanto, de la quemosis.

vi) Anormalidades congénitas del párpado como cilios ectópicos, triquiasis, distiquiasis o entropión. Ocurren cuando las pestañas o los párpados giran hacia adentro en lugar de hacia afuera.

Además de esto, cualquier condición que irrite el ojo puede causar quemosis. 

Lee mas:  Tratamientos efectivos para la menopausia para discutir con su médico

Símbolos en mascotas: ¿cuáles son sus efectos?

Los síntomas de la quemosis en perros y gatos son nuevamente similares a los de los humanos y pueden afectar a uno o ambos ojos.

i) Enrojecimiento, hinchazón, picazón e incluso dolor.

ii) Aspecto hinchado y lleno de líquido de los párpados.

iii) Exudación de secreción mucosa clara del ojo. Esto puede contener pus en algunos casos.

iv) En condiciones severas, puede haber pérdida de la función y la visión se altera.

v) Si el animal se ha visto afectado durante un tiempo prolongado, puede presentar pigmentación y pérdida de cabello. Las escamas secas y las pequeñas espinillas también pueden aparecer en la piel que cubre el párpado.

vi) A veces, el pelo se erige en varios parches sobre el cuerpo.

vii) Los síntomas característicos de la causa también pueden ocurrir: cuando la quemosis ocurre debido a una infección viral, causa sequedad en los ojos y dificultad en la producción de lágrimas. En caso de infecciones bacterianas, se puede producir una descarga verde amarillenta.

La irritación e inflamación del ojo pueden hacer que el animal parpadee o bizquee repetidamente. También puede tratar de frotar o arañar su cara, especialmente en el área afectada. Es importante tener en cuenta que el roce constante puede empeorar la inflamación y prolongarla. Además, puede profundizar el trauma del tejido ocular.

Diagnóstico en mascotas – Identificación

El veterinario realiza el diagnóstico de quimosis en animales. Examinan físicamente el ojo para decidir cuál es el tratamiento más apropiado y su extensión. Se puede realizar una prueba de lágrimas de Schirmer para examinar y recolectar la secreción lagrimal, y además determinar la presencia de reacciones alérgicas a diferentes agentes (ácaros, bacterias, hongos, polvo). Se realizará una biopsia si se sospecha un tumor. Los análisis de sangre se realizan en los casos en que las razones no se pueden determinar fácilmente.

Tratamientos para mascotas – ¿Qué hacer?

El tratamiento de la quemosis generalmente incluye:

i) Aplique compresas tibias varias veces al día.

ii) Lavado del ojo afectado con agua 3-4 veces al día para la eliminación de cualquier agente extraño que pueda estar presente en el ojo.

iii) Uso de gotas o ungüentos para combatir infecciones bacterianas.

iv) La ingesta de suplementos dietéticos para compensar las deficiencias nutricionales.

v) Uso de antihistamínicos para el alivio de las reacciones alérgicas y la eliminación del alérgeno del medio ambiente.

vi) Administración oral de antiinflamatorios o analgésicos en caso de dolor intenso.

vii) Uso tópico de corticosteroides para el tratamiento de picaduras de insectos, solo después de la prescripción.

viii) La cirugía opta por los casos en los que la causa son los tumores y las anomalías oculares.

ix) Si no hay causas determinadas, se puede recomendar un inmunosupresor para mitigar la inflamación.

x) En los casos en que el problema no se puede curar, se continuará el suministro de medicamentos para suprimir los síntomas de la quemosis.

Recuerde siempre que cada condición y cada mascota necesitan un tratamiento diferente según la causa subyacente. Usar un tratamiento inadecuado puede empeorar sus condiciones y volverlo irreparable. Es por eso que la mejor opción es consultar al veterinario, realizar las pruebas requeridas y seguir las instrucciones del tratamiento.

También te puede interesar

Deja un comentario