Hogar Salud Hidroureteronefrosis: causas, síntomas, remedios caseros

Hidroureteronefrosis: causas, síntomas, remedios caseros

por Dr. Sandra Landers, MD, PhD
Publicada: Ultima actualización en 18 Vistas

La hidronefrosis es la hinchazón del riñón debido a la acumulación de orina. Esta condición es causada por cualquier obstrucción que bloquea el flujo normal de orina desde los riñones a la vejiga urinaria, lo que produce dilatación y distensión del riñón.

La hidroureteronefrosis es el término que describe específicamente la hinchazón y la dilatación del uréter.

Puede involucrar la dilatación del uréter, así como la pelvis renal y el cáliz.

Este artículo es su guía para comprender la Hidroureteronefrosis. Comprenderá más sobre la condición, sus tipos, síntomas, causas y complicaciones.

También aprenderá sobre su diagnóstico y explorará métodos de tratamiento y medidas de prevención. Entonces empecemos.

Eche un vistazo rápido al sistema urinario en el cuerpo y su funcionamiento.

El sistema urinario

sistema urinario

El sistema urinario consta de las siguientes partes: dos riñones, un par de uréteres, la vejiga urinaria y la uretra. Todos estos órganos trabajan juntos para eliminar los desechos corporales y los fluidos.

Los riñones constan de numerosas unidades de filtración que filtran la sangre para eliminar desechos metabólicos, exceso de agua y sales. El uréter es un tubo angosto que conecta el riñón con la vejiga urinaria para permitir el paso de la orina.

La pelvis renal, que es una parte del riñón, recoge la orina. A partir de aquí, fluye hacia los uréteres y se acumula en la vejiga urinaria.

La presión sobre la vejiga cuando está llena nos da ganas de orinar, eliminando así los desechos corporales en forma de orina a través de la uretra.

Una obstrucción en el paso de la orina a través de cualquiera de estos órganos o su flujo inverso provoca la acumulación de orina. Esto ejerce presión sobre los riñones y los uréteres, lo que produce hinchazón.

Tipos de hidroureteronefrosis

La hidroureteronefrosis se puede clasificar como no obstructiva o obstructiva.

a. En caso de hidrourreteronefrosis no obstructiva, los uréteres y el riñón pueden estar hinchados debido a la distensión o la presión interna, y no a causa de un bloqueo.

segundo. La hidroureteronefrosis obstructiva puede ocurrir debido a los siguientes tipos de obstrucciones:

  • Estrechamiento del uréter : el uréter puede contraerse debido a algunas razones que incluyen formación de tumores, deterioro de las cirugías, tuberculosis renal y pérdida de la capacidad para relajar los músculos de la región.
  • Formación de masa : la formación de cálculos, coágulos de sangre atrapados o papilas necróticas dentro del uréter puede causar un bloqueo. El desarrollo de carcinoma de la vejiga o el cuello uterino también puede causar el estrechamiento del tubo.
  • Presión externa sobre el uréter : la distensión de la vejiga urinaria puede dar lugar a una presión hacia atrás ejercida sobre el uréter. Otras causas de estrechamiento incluyen la fibrosis retroperitoneal o la presión de los ganglios linfáticos.

La hidroureteronefrosis puede ser unilateral, afectando un riñón o bilateral, afectando a ambos.

Síntomas de la hidroureteronefrosis

Los siguientes son los síntomas de la hidroureteronefrosis:

  • Hinchazón del abdomen
  • Dolor de costado
  • Dolor o incomodidad durante la micción
  • Dolor en la parte inferior de la espalda, que puede ser repentino o persistente.
  • Cambio en la frecuencia de la micción: podría ser menor o más de lo normal
  • Sintiéndose débil
  • Náusea
  • Vomitando
  • Transpiración
  • Infección del tracto urinario (ITU)
  • Fiebre
  • Pérdida de control sobre la micción
  • Sangre o secreción de pus en la orina

La fiebre puede ser un signo de infección en el tracto urinario, que es una complicación común asociada con esta afección.

Los niños y bebés afectados por hidroureteronefrosis sufren de hinchazón y dolor abdominal, disminución de la frecuencia y el flujo de orina, infecciones urinarias y erupciones cutáneas en algunos casos.

Algunas personas pueden no experimentar ningún síntoma en absoluto.

La causa de la hidrourreteronefrosis, la duración y la persistencia del bloqueo, la extensión de la acumulación de orina, la ubicación de la constricción, son algunos de los factores que afectan los síntomas que se muestran.

Los síntomas de la condición se pueden clasificar como agudos o crónicos.

yo. La hidroureteronefrosis aguda es causada por una obstrucción repentina que causa una acumulación rápida de orina y los síntomas, incluido el dolor, se desarrollan rápidamente. En este caso, el dolor se experimentaría en los flancos y es probable que sea severo e intermitente. El dolor también puede extenderse gradualmente hasta la ingle.

ii. La hidroureteronefrosis crónica se desarrolla gradualmente, con dolor y síntomas que se manifiestan durante semanas o incluso meses. Algunas personas pueden experimentar síntomas leves o ninguno en absoluto.

Los síntomas pueden presentarse solo en un lado del cuerpo (unilateral, donde afecta a un riñón) o en ambos lados (bilateral, donde ambos riñones se ven afectados).

¿Qué causa la hidroureteronefrosis?

Causas de la hidronefrosis

1. La hidroureteronefrosis unilateral puede desarrollarse debido a los siguientes factores

yo. Formación de cálculos en el riñón o el uréter, que son deposiciones duras de sales y minerales de la orina. Estos bloquean el flujo libre de orina

ii. Lesiones, defectos de nacimiento o deficiencias después de la cirugía o radioterapia, pueden causar constricción de la tuberculosis del uréter, que afecta el tracto urinario

iii. Formación de tumores en la región que rodea los riñones o los uréteres

Lee mas:  Amenorrea: causas, síntomas, tratamiento y prevención

iv. Deformaciones estructurales que pueden ocurrir durante el desarrollo fetal

v. Daño a los músculos asociados con el uréter

vi. Posición incorrecta de un vaso sanguíneo que ejerce presión sobre el uréter

2. La hidroureteronefrosis bilateral se desarrolla cuando se ve afectado el paso de la orina desde ambos riñones

Los factores que conducen a esta condición incluyen:

yo. Formación de cálculos vesicales

ii. Formación de coágulos sanguíneos o tumores dentro de la vejiga

iii. Condiciones o trastornos que ejercen demasiada presión sobre la vejiga

iv. Vejiga neurogénica, donde se rompen los nervios que controlan la vejiga

v. Trastornos musculares que causan contracciones anormales de los músculos de la vejiga

vi. Atresia uretral

vii. Fallo de la válvula de un solo sentido en la vejiga, que hace que la orina fluya hacia atrás, una condición conocida como reflujo vesicoureteral.

Debido a la posición cercana de los sistemas urinario y reproductivo, cualquier condición o trastorno en los órganos reproductivos puede afectar el funcionamiento del sistema urinario.

Las causas de la hidroureteronefrosis en las mujeres incluyen

a. El embarazo

Durante el embarazo, el útero se expande y ocupa más espacio para acomodar el crecimiento del feto. Esta expansión ejerce presión sobre los riñones y el uréter, lo que dificulta el flujo normal de orina.

Esto es lo que comúnmente causa la hidroureteronefrosis en mujeres embarazadas. Los cambios hormonales durante esta fase también pueden afectar el funcionamiento de los músculos de la vejiga.

La hidroureteronefrosis por embarazo ocurre en la mayoría de las mujeres, y generalmente se resuelve después del parto.

segundo. Prolapso uterino

Esta es una condición donde el útero se desplaza de su posición normal.

do. Cistocele

Esto es causado por el debilitamiento de la pared entre la vejiga urinaria y la vagina, lo que provoca que la vejiga se hunda o caiga dentro de la vagina.

re. Cáncer del ovario o cuello uterino

Los crecimientos de las células tumorales ejercen presión sobre el tracto urinario.

Las causas de la hidroureteronefrosis en los hombres incluyen

a. Hipertrofia Prostática Benigna (HPB)

La próstata ubicada junto a la uretra puede agrandarse con la edad. Esta condición se conoce como hipertrofia prostática benigna. Si bien el crecimiento no es canceroso, puede afectar los órganos del tracto urinario.

segundo. Cancer de prostata

Las células cancerosas ejercen presión sobre el tracto urinario, lo que altera su funcionamiento normal.

Factores de riesgo de la hidroureteronefrosis

Las personas en riesgo de desarrollar hidroureteronephrosis incluyen:

  • Mujeres embarazadas, debido a la expansión del útero.
  • Mujeres sexualmente activas, debido a su mayor riesgo de contraer infecciones urinarias.
  • Los hombres mayores de 50 años, debido a las condiciones asociadas con la glándula prostática, discutidos anteriormente.
  • Las personas con cáncer en los órganos que rodean el sistema urinario.
  • Individuos con cálculos recurrentes en el tracto urinario

¿Cuándo buscar ayuda médica?

Si no se trata, la hidroureteronefrosis puede causar atrofia e incluso la falla permanente de los órganos en el tracto urinario.

Por lo tanto, es esencial obtener un diagnóstico preciso y buscar el tratamiento adecuado en el momento adecuado. La identificación temprana de la condición puede prevenir posibles complicaciones.

Tenga cuidado con síntomas como dificultad o incapacidad para orinar, sangre en la orina, cambio en la frecuencia de la micción, dolor en la región lumbar y fiebre.

La apariencia, la duración y la persistencia de estos síntomas pueden variar entre las personas. Sin embargo, requieren atención médica inmediata.

Diagnóstico

Diagnosis de hydroureteron

El médico le preguntará acerca de los síntomas, su duración, severidad y persistencia. También estudiarían su historial médico. Realizarían un examen físico, especialmente en la región alrededor del tracto urinario, para identificar hinchazón, bultos o molestias.

Los análisis de sangre pueden usarse para detectar cambios en los niveles de urea, creatinina o electrolitos para comprender el funcionamiento del riñón. Esto también ayuda a identificar infecciones. El análisis de orina puede ayudar a identificar cualquier anomalía en la orina, incluidos los cambios en el pH y la presencia de células sanguíneas y bacterias.

Se pueden realizar pruebas de imagen para establecer la presencia y la causa de la hidroureteronefrosis. Estas pruebas también ayudan a los médicos a identificar la ubicación exacta de la obstrucción. El tipo de pruebas de imagen utilizadas dependerá de la historia clínica, los síntomas y los resultados de otros exámenes. Éstas incluyen:

  • MRI
  • CT scan
  • Rayos X
  • Ecografía del abdomen
  • Pielograma intravenoso: que utiliza un tinte especial inyectado en la vena para ver el flujo de orina a través del tracto urinario.
  • Renografía isotópica: implica la inyección de una sustancia radioactiva en la vena para estudiar el movimiento de la orina con una cámara gamma.

Se puede requerir que los hombres se sometan a un examen rectal para evaluar el agrandamiento de la próstata.

Las mujeres pueden requerir un examen pélvico para evaluar cualquier problema con el útero y los ovarios.

La hidroureteronefrosis en los recién nacidos se puede identificar a través de un ultrasonido renal realizado pocos días después del nacimiento.

La hidroureteronefrosis en un feto puede detectarse mediante ecografías periódicas durante el embarazo. Casi la mitad de los casos diagnosticados prenatalmente de esta afección se resuelve en el momento en que nace el niño.

Tratamiento para hidroureteronefrosis

El tratamiento de la hidroureteronefrosis consiste en eliminar cualquier obstrucción, restablecer el funcionamiento normal del sistema urinario y el flujo adecuado de orina. Se enfoca en reducir la hinchazón y aliviar la acumulación de presión en el tracto urinario.

El modo de tratamiento también dependerá de si la condición es aguda o crónica, qué la causó y la ubicación de la obstrucción.

La formación de cálculos en el riñón o el uréter generalmente puede resolverse por sí misma.

La terapia de alcalinización oral es un método de tratamiento que disuelve cálculos renales de ácido úrico.

La terapia Shockwave es un medio de extracción de cálculos, en el que las piedras grandes se rompen en tamaños más pequeños que pueden pasar a través de la orina. Sin embargo, los casos severos pueden requerir la extracción de cálculos mediante cirugía.

Lee mas:  Varun Mudra: Cosas que debes saber

Las infecciones en el tracto urinario se pueden tratar con antibióticos.

La obstrucción crónica del tracto urinario se puede tratar al insertar un stent a través del uréter y la vejiga, para eludir la obstrucción y permitir el paso de la orina.

La acumulación severa de orina puede requerir el drenaje de la vejiga usando un catéter o drenando desde el riñón a través de la nefrostomía.

Cuando la causa de la afección es un tumor, el tratamiento se centrará en su eliminación o reducción de tamaño para aliviar la presión sobre los órganos circundantes. Esto se puede hacer a través de quimioterapia, esteroides o radioterapia o cirugía.

Los medios quirúrgicos se pueden usar para corregir bloqueos. En caso de coágulos de sangre o formaciones de cicatrices, el área afectada puede eliminarse por completo.

Una próstata agrandada puede requerir una extirpación quirúrgica si eso es lo que causa una obstrucción severa del flujo de orina.

Se le puede recetar una dieta renal con alimentos que tienen un bajo contenido de sodio, potasio, fósforo y proteínas, junto con un mayor consumo de frutas y verduras.

La hidroureteronefrosis durante el embarazo es leve y generalmente no requerirá tratamientos importantes. Los casos de dolor persistente, pérdida de la función renal o infección requieren tratamiento. En la mayoría de los casos, la afección se resuelve por sí sola a las pocas semanas de haber dado a luz.

La mayoría de los casos de hidroureteronefrosis diagnosticada prenatalmente mejoran y se resuelven después del nacimiento del bebé.

Los niños diagnosticados con reflujo vesicoureteral primario por lo general mejoran con el crecimiento del niño. El alcance de la distensión y el funcionamiento general se supervisarían regularmente mediante pruebas y escaneos. Sin embargo, la acumulación de orina dentro del tracto urinario presenta el riesgo de infecciones, por lo que el médico puede recetar antibióticos y aconsejar medidas para prevenir la infección.

Los casos, donde el niño crece sin ninguna mejora en la afección o infecciones recurrentes, pueden requerir cirugía de la válvula entre la vejiga y el uréter para restablecer el flujo normal de orina.

La falla o daño permanente a los riñones requeriría diálisis o trasplante de riñón.

¿Cuáles son las complicaciones de la hidroureteronefrosis?

Cuando no se trata, la presión debido a la acumulación de orina reduce el funcionamiento de los riñones. No podría filtrar la sangre para eliminar los desechos, lo que afectaría la producción de orina. La hidroureteronefrosis puede provocar la pérdida de la función renal y la falla permanente de los órganos en el tracto.

El diagnóstico temprano es esencial para una recuperación rápida y restauración del funcionamiento normal.

La recuperación de la condición depende de factores que incluyen la causa subyacente, la duración, si es aguda o crónica, y el órgano o región afectada.

Las personas con dos riñones pueden sobrevivir y llevarse bien si cualquiera de los riñones falla, siempre que el otro sea saludable y funcional. El daño a ambos riñones es una situación peligrosa.

La hidroureteronefrosis sería particularmente riesgosa para las personas con un solo riñón que funciona normalmente.

La hidroureteronefrosis grave puede provocar una infección en la sangre conocida como sepsis. Con la falla de los riñones para eliminar eficientemente los productos de desecho del cuerpo, las toxinas pueden acumularse en la sangre, y esta condición podría ser fatal.

En el caso de falla permanente de los riñones como resultado de la hidrourreteronefrosis, la diálisis y el trasplante de riñón son dos alternativas.

La diálisis es una técnica que utiliza medios artificiales para realizar la función de los riñones mediante el ciclo de la sangre para filtrar los desechos y el exceso de agua. La sangre purificada se envía de vuelta al cuerpo.

Un trasplante de riñón implica reemplazar el riñón permanentemente dañado con uno sano de un donante adecuado.

Remedios caseros para deshacerse de la hidroureteronefrosis

Aquí hay algunas cosas que puede hacer para mantener un sistema urinario saludable:

1. Jugo de Limón

Jugo de limon

  • El jugo de limón es ácido y contiene citrato, lo que reduce las posibilidades de formación de cálculos renales. Además, ayuda a expulsar las toxinas del cuerpo.
  • Puede consumir jugo de limón mezclado con agua diariamente para limpiar el tracto urinario.
  • Para obtener los mejores resultados, evite agregar azúcar u otros edulcorantes a la bebida.

2. Perejil

Perejil

  • El perejil es un diurético natural que promueve el funcionamiento saludable de los riñones.
  • Agregue un poco de perejil triturado a una taza de agua hirviendo. Cúbralo después de cinco minutos y consuma este té de perejil.
  • También puede probar una bebida hecha con ¼ de taza de jugo de perejil mezclado con media taza de agua, jugo de limón y miel. Puede beber esto dos veces al día durante algunas semanas. Estos limpian los riñones y ayudan a la desintoxicación.

3. Jengibre

Jengibre

  • Se encuentra que el jengibre limpia los riñones y el hígado, además de mejorar la digestión.
  • Puedes usar jengibre como parte de tu cocina diaria.
  • También puede consumir té de jengibre dos veces al día. Prepare el té de jengibre agregando dos cucharaditas de jengibre recién rallado a dos tazas de agua.
  • Después de unos diez minutos, cuela y agrega miel y jugo de limón fresco.

4. Frutas y verduras

Frutas y vegetales

  • Las frutas y verduras contienen altas cantidades de nutrientes y antioxidantes que ayudan a eliminar los desechos metabólicos y las toxinas del cuerpo.
  • Puede considerar comer frutas como naranjas, limones, uvas, sandías, peras, melocotones y verduras como pepino, zanahoria, apio, perejil, espinaca y lechuga.
  • Algunos de estos también tienen propiedades diuréticas que facilitan la micción. Esto también puede reducir la formación de cálculos. El consumo de sus jugos también ayudaría a eliminar los desechos.
  • Prepare un jugo de apio, perejil fresco, pepino y zanahoria. El consumo diario de un vaso de este jugo puede mejorar el funcionamiento del sistema urinario.
Lee mas:  Ejercicios de Yoga Vs Gym: ¿Cuál es el mejor para usted?

5. Cúrcuma

Cúrcuma

  • La cúrcuma es ampliamente utilizada por sus propiedades de limpieza. También es un antiinflamatorio eficaz que puede curar inflamaciones e infecciones del tracto urinario.
  • Puede preparar una bebida agregando media cucharadita de cúrcuma en polvo y jengibre rallado en agua hirviendo.
  • Después de dejarla hervir a fuego lento durante unos diez minutos, cuela y un poco de jugo de limón. Esto puede consumirse a diario.

6. Jugo de Limón + Aceite de Oliva

  • El aceite de oliva contiene antioxidantes y polifenoles que previenen y tratan la oxidación. También es rico en ácido oleico, que combate la inflamación.
  • Mezcle cantidades iguales de jugo de limón y aceite de oliva (aproximadamente cuatro cucharadas soperas cada una). Bebe esta solución y luego agua. Puedes hacer esto dos veces al día.
  • El ácido cítrico en el jugo de limón descompone las piedras en el tracto urinario, mientras que el aceite de oliva proporciona lubricación para expulsar fácilmente la piedra.

7. Zumo de granada

Jugo de granada

  • El jugo de granada tiene el potencial de prevenir algunos tipos de cálculos renales. Las semillas y el jugo tienen propiedades astringentes y antioxidantes.
  • Puede incluir una granada entera o un vaso de jugo de granada en su dieta diaria.
  • Alternativamente, haga una pasta con una cucharada de semillas de granada. Consuma esta pasta con sopa de gramo de caballo diariamente para deshacerse de las piedras.

8. Albahaca

Albahaca

  • La albahaca tiene muchas propiedades que ayudan a mantener un flujo de orina normal. Se considera como un tónico para los riñones y ayuda a eliminar las formaciones de cálculos, lo que puede conducir a la hidrourreteronefrosis.
  • La albahaca puede tratar problemas en el tracto urinario, fortalece los órganos y mejora su funcionamiento.
  • Una cucharadita de jugo de hojas de albahaca y miel tomadas diariamente puede curar los cálculos renales. Masticar algunas hojas de albahaca a diario también puede ayudar.
  • También puede probar el té de albahaca, agregando alrededor de cinco hojas de albahaca al agua hirviendo. Después de 10 minutos, cuela, agrega un poco de miel y consume el té.

Modificaciones dietéticas para curar la hidroureteronefrosis 

a. Sodio

Mientras que el sodio se encuentra actualmente en muchos tipos de alimentos, el exceso puede causar acumulación de líquido y presión arterial alta.

Un sistema urinario saludable funciona para eliminar el exceso de sodio del cuerpo. Sin embargo, demasiado de eso no es bueno. El sodio también te hace sentir sediento

Controla tu ingesta de sodio Evite comer alimentos salados, limite el uso de encurtidos y bocadillos salados. Use ingredientes frescos para cocinar, en lugar de los enlatados. Minimice el uso de alimentos procesados, ya que estos tienden a tener mucha sal y azúcar añadidos en ellos.

Dependiendo de la gravedad de su condición y la causa, el médico puede aconsejar una dieta que limite las ingestas de potasio, fósforo y líquidos.

segundo. Potasio

Los niveles adecuados de potasio ayudan en el funcionamiento de los músculos, también mantienen los niveles de pH y electrolitos. Sin embargo, las personas con enfermedad renal pueden necesitar limitar su ingesta de potasio.

Los riñones dañados pueden no ser capaces de eliminar eficientemente el exceso de potasio, una condición conocida como hipercalemia. Esto conduce a altos niveles de mineral en el cuerpo, lo que afecta el funcionamiento del corazón.

Los alimentos con alto contenido de potasio incluyen leche, productos lácteos, frijoles, frutas y verduras como plátano, naranja, melón, ciruelas pasas, plátano, espinaca, tomate y papa.

Los alimentos con bajo contenido de potasio incluyen frutas como la manzana, los arándanos, los arándanos, las peras, la ciruela, los melocotones y las verduras como el repollo, la cebolla, el pepino, la coliflor y la lechuga.

Controle la ingesta de productos lácteos. Abstenerse de usar sustitutos de la sal, ya que estos agregan altos niveles de potasio al cuerpo. Controle el uso de productos alimenticios enlatados.

do. Fósforo

El fósforo funciona junto con la vitamina D y el calcio para mantener huesos sanos. Con la pérdida de la función renal, la acumulación de fósforo destruye el equilibrio normal entre el fósforo y el calcio, causando la reducción de los niveles de calcio. Esto lleva a huesos débiles y frágiles.

A las personas con enfermedad renal se les puede recomendar reducir la ingesta de fósforo.

Los alimentos ricos en fósforo son leche y productos lácteos, bebidas de cola, cereales de salvado, mantequilla de maní, nueces y granos integrales.

re. Fluidos

Aunque el agua es esencial para la supervivencia, el consumo excesivo de agua puede ser perjudicial cuando tienes problemas con el sistema urinario.

El líquido adicional no se elimina y se acumula dentro del cuerpo. Esto puede elevar la presión sanguínea, dañar el corazón, causar dificultad para respirar e hincharse.

Se le puede recomendar que reduzca el consumo de agua a través de la bebida y los alimentos con alto contenido de agua, como sopas, gelatina, helado, frutas y verduras. La ingesta reducida de sodio ayudará a controlar la sensación de sed.

mi. Vitaminas

La ingesta suficiente de vitaminas es importante para mantener un sistema urinario saludable. Las frutas y verduras son excelentes fuentes de vitaminas.

Sin embargo, estos también contienen altas cantidades de agua y minerales, cuyo exceso puede tener efectos negativos en el funcionamiento normal del sistema.

Su médico puede recetarle las dosis de vitaminas que necesita para complementar su dieta.

Prevención de la hidroureteronefrosis

La prevención de esta condición depende de evitar la causa subyacente. La identificación y el tratamiento exactos de la causa pueden prevenir el desarrollo de la hidrourreteronefrosis y sus posibles complicaciones.

Las personas propensas a desarrollar cálculos renales pueden optar por dietas especiales y tomar medicamentos para evitar la enfermedad. Esto debe hacerse bajo orientación médica.

Tenga cuidado con los síntomas que hemos discutido en las secciones anteriores. La fiebre no es un síntoma que pueda ser ignorado. Podría ser un indicador de la causa subyacente y su gravedad, lo que requiere una consulta inmediata.

Manténgase hidratado al garantizar una ingesta adecuada de líquidos.

Verifique su uso de medicamentos. El exceso de estos puede ponerlo en riesgo de insuficiencia renal y otros problemas del tracto urinario.

Mantenga una buena dieta y un estilo de vida saludable en general.

También te puede interesar

Deja un comentario