Hogar Enfermedades y Condiciones Síndrome de Sezary

Síndrome de Sezary

por Dr. Sandra Landers, MD, PhD
Publicada: Ultima actualización en 2 Vistas

¿QUÉ ES EL SÍNDROME DE SEZARY?

El síndrome de Sezary, o enfermedad de Sezary, se define como una variante más agresiva de una forma de cáncer conocida como linfoma cutáneo de células T (CTCL) que pertenece a un amplio grupo de enfermedades conocidas como linfomas no hodgkinianos .

Además de los humanos, el trastorno también se ha informado en gatos y perros .

Fuente de la imagen a través de Wikimedia Commons

HISTORIA DEL SÍNDROME DE SEZARY

Fue descrito inicialmente por el sifilólogo y dermatólogo francés Albert Sézary. En ocasiones, se cree que esta enfermedad es una etapa posterior de la enfermedad micosis fungoide  [ 2 ] acompañada de linfadenopatía.

EPIDEMIOLOGÍA DEL SÍNDROME DE SEZARY

Un trastorno cutáneo muy raro, se presenta en solo 3 de cada 1000000 personas. Se ve con más frecuencia en hombres, y la relación entre hombres y mujeres afectados es de 2: 1. La edad promedio durante el momento del diagnóstico es de alrededor de 55 a 60 años.

CAUSAS DEL SÍNDROME DE SEZARY

Los factores subyacentes no se conocen actualmente [ 3 ]. Se sospecha que un linfocito T CD4 + periférico es la causa. En algunos casos raros, sin embargo, también se ha observado una participación de CD8 + / CD4-. La mayoría de los pacientes tienen una o más anomalías cromosómicas, como la ganancia o pérdida de un material genético, que generalmente ocurre durante la vida. Estos se pueden detectar solo en el material genético o ADN de las células cancerosas. Los pacientes tienden a haber perdido material de ADN de las regiones de los cromosomas 17 y 10 o adiciones de material de ADN a las regiones de los cromosomas 17 y 8.

El patrón de herencia aún no se ha determinado por completo. Puede ocurrir en personas que no tienen familia  la historia , y por lo tanto no se cree que es hereditaria en la mayoría de los casos.

SÍNTOMAS DEL SÍNDROME DE SEZARY

Los signos dominantes incluyen:

  • Prurito
  • Alopecia
  • Ectropion
  • Facies leonine
  • Onychodystrophy
  • Hepatoesplenomegalia
  • Adenopatías periféricas
  • Queratodermia palmo-plantar
  • Cambios en el cabello, las uñas o los párpados
  • Eritrodermia exfoliativa generalizada
  • Piel rojiza, descamada, con picazón y dolorosa
  • Sensaciones de sentirse frío y temblando
  • Linfadenopatía o ganglios linfáticos agrandados
  • Presencia de tumores, parches o placas en la piel
  • Presencia de células T atípicas (es decir, células de Sezary) en sangre periférica

Síntomas como la micosis fungoide son principalmente evidentes en la piel. Las características distintivas incluyen lesiones (microabscesos de Pautrier) y epidermotropismo por linfocitos CD4 + neoplásicos. También se observa el desarrollo de células Sezary (células T cancerosas) en la piel, la sangre y los ganglios linfáticos.

DIAGNÓSTICO DEL SÍNDROME DE SEZARY

El diagnóstico implica un examen físico completo y una evaluación del historial médico de los pacientes. Los medicamentos regulares a menudo no pueden curar las lesiones de la piel. Las siguientes pruebas de diagnóstico pueden ser recomendadas:

  • Inmunogenotipado
  • El flujo citometría de pruebas
  • Inmunofenotipado
  • Biopsias de médula ósea
  • Análisis de sangre (Conteo sanguíneo completo con diferencial)
  • Frotis de sangre periférica

Es posible que se necesiten varias pruebas de imagen para ver si el cáncer se ha metastatizado en los ganglios linfáticos u otros órganos. Estos pueden incluir:

  • Escaneos CAT
  • Imágenes de resonancia magnética (MRI)
  • Tomografía por emisión de positrones (PET)

DIAGNÓSTICO DIFERENCIAL DEL SÍNDROME DE SEZARY

Incluye aislar los síntomas de aquellos de trastornos como [ 4 ]:

    • Psoriasis
    • Parapsoriasis
    • Eczema atopico

 

  • Reticuloide actínico
  • Dermatitis atópica
  • Dermatitis de contacto
  • Scabies Norvegica
  • Micosis fungoide
  • Mastocitosis Difusa
  • Ictiosis congénita
  • Dermatitis seborreica
  • Pénfigo Foliaceo
  • Pitiriasis rubra pilaris
  • Eritrodermia psoriásica
  • Enfermedades idiopáticas de la piel
  • Enfermedad de injerto contra huésped
  • Queratosis palmo-plantar
  • Dermatitis actínica crónica
  • Reacciones cutáneas de drogas
  • Dermatitis seborreica severa
  • Síndrome hipereosinofílico
  • Reacciones eczematosas severas
  • Leucemia linfocítica crónica
  • Leucemia prolinfocítica de células T
  • Linfoma de leucemia de células T en adultos
  • Reacciones de pseudolinfoma inducidas por medicamentos
  • Otras enfermedades hematológicas o linfoproliferativas
  • Condiciones de fotosensibilidad como lupus, dermatomiositis

TRATAMIENTO DEL SÍNDROME DE SEZARY

El objetivo principal de la terapia es destruir los linfocitos malignos y corregir los desequilibrios inmunitarios que se producen debido a los linfocitos Th2 malignos.

Las opciones de tratamiento incluyen:

  • Medicamentos inmunoterapéuticos (retinoides, interferones, fotoféresis extracorpórea) así como terapia de combinación
  • Vorinostat (Zolinza), clasificado como un medicamento de segunda línea para los linfomas cutáneos de células T.
  • Combinación de fototerapia y quimioterapia.
  • Trasplante de médula ósea y quimioterapia sistémica.
  • Quimioterapia, como gemcitabina y doxorrubicina y anticuerpos monoclonales como alemtuzumab

Ningún modo único de terapia se destaca con claros beneficios en comparación con otras modalidades de tratamiento y el manejo de todos los casos de SS es un desafío.

PRONÓSTICO DEL SÍNDROME DE SEZARY

El pronóstico depende del estadio en que se encuentra el cáncer y del tipo de lesiones que son evidentes, como placas, parches o tumores. Es difícil curar este síndrome. El tratamiento es principalmente paliativo, con el objetivo de aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida general. La tasa estimada de supervivencia a 5 años para esta enfermedad es de alrededor del 20-27%.

FOTOS DE SÍNDROME DE SEZARY

Las siguientes imágenes demuestran la naturaleza de las lesiones observadas en el síndrome de Sezary.

Lee mas:  Síndrome de Robinow

También te puede interesar

Deja un comentario