8 beneficios comprobados del cardo mariano

por Dr. Sandra Landers, MD, PhD
230 Vistas

¿QUÉ ES EL CARDO MARIANO?

Durante miles de años, el cardo mariano ha sido un tratamiento popular para los trastornos hepáticos y de la vesícula biliar, particularmente en los Estados Unidos y Europa. Esta hierba natural contiene una propiedad antioxidante que ayuda a limpiar el cuerpo mientras que sus propiedades antiinflamatorias ayudan a proteger el hígado de las toxinas.

El cardo mariano no solo ayuda a proteger el hígado, sino que también puede ayudar en su curación, fomentando el crecimiento de nuevas células. El cardo mariano, originario del Mediterráneo, se puede encontrar creciendo rápidamente como una mala hierba en los climas más secos y soleados del mundo, como California.

Los tallos espinosos de la planta hacen todo lo posible para alcanzar el sol, creciendo hasta diez pies mientras producen flores de color púrpura rojizo. El cardo mariano se llama así por la savia lechosa blanca que produce cuando se trituran las hojas. Sin embargo, la mayoría de los poderes curativos del cardo mariano se extraen de las semillas, que contienen su ingrediente activo, la silimarina.

Este extracto químico es un grupo de flavonoides que sirven tanto de guardaespaldas como de enfermero para tu hígado, ofreciéndole protección y reparación. Estos flavonoides, silicristina, silidianina y silibinina, ayudan a reparar las células hepáticas dañadas por sustancias tóxicas como la aspirina y el alcohol.

La acción antioxidante del cardo mariano sugiere que puede ser útil en el tratamiento de los síntomas de la hepatitis o inflamación del hígado. Tan efectivo como la vitamina C o la vitamina E, el cardo mariano ayuda a combatir el daño de los radicales libres y ayuda a detener el envejecimiento prematuro.

BENEFICIOS DEL CARDO MARIANO

El cardo mariano lo preserva por dentro y por fuera, protegiendo su piel mientras ayuda a evitar enfermedades tan graves como las enfermedades cardíacas y la diabetes. Continúe leyendo si desea descubrir cómo el cardo mariano puede beneficiarlo a usted y a su salud.

1) SALUD DEL HÍGADO

Como se mencionó anteriormente, el cardo mariano es un gran defensor de su hígado, manteniéndolo limpio y ayudando a regenerar nuevas células. Hacemos pasar mucho a nuestro hígado, ya que trata de filtrar las toxinas a través de nuestro cuerpo.

Lee mas:  Los beneficios para la salud de Plantago o hojas de plátano

Desafortunadamente, si somos particularmente abusivos con nuestro hígado, llenándonos de toxinas como la aspirina y el alcohol, el hígado puede inflamarse y dañarse. Afortunadamente, el cardo mariano brinda apoyo a su hígado, trabajando duro como desintoxicante, filtrando las sustancias nocivas que dañan su hígado.

Ver también   Cómo revertir la deficiencia de potasio

Nuestro hígado necesita protección contra el alcohol que bebemos, los metales pesados ​​que se encuentran en el agua del grifo y la contaminación del aire. Al tomar cardo mariano, no solo ayuda a su hígado a filtrar estas sustancias dañinas, sino también a reparar el daño causado por ellas a medida que su hígado produce nuevas células saludables. Dependemos de nuestro hígado para desintoxicar nuestro cuerpo y mantener las sustancias nocivas fuera de nuestra sangre, por lo que es importante que tratemos este órgano vital con cuidado.

Someter constantemente a nuestro hígado a toxinas y abusos puede provocar su descomposición y puede tener consecuencias muy graves para su salud. Un hígado que se vuelve poco saludable y lento no solo tendrá problemas para mantener limpia la sangre, sino que también comenzará una reacción en cadena de otros problemas graves.

Nuestro hígado es importante porque produce hormonas importantes y proporciona glucosa en nuestra sangre, la cual produce bilis en el intestino delgado, responsable de absorber las grasas y los nutrientes de los alimentos y proporcionar energía a todo nuestro cuerpo. Bajo la supervisión de un médico, el cardo mariano es un excelente complemento para numerosas afecciones del hígado, como el daño causado por el alcoholismo, el síndrome del hígado graso, la hepatitis, la ictericia e incluso la psoriasis.

2) CÁLCULOS BILIARES

Nuestra vesícula biliar trabaja en connivencia con nuestro hígado, procesando las toxinas y los nutrientes que ingresan a nuestro cuerpo a través de los alimentos, el aire y el agua. La vesícula biliar, junto con el hígado y los riñones, ayuda a filtrar sustancias dañinas mientras ayuda a prevenir cálculos renales y biliares.

Al tomar cardo mariano, ayudas a apoyar estas funciones tan importantes, ayudándolas a mantener la sangre limpia mientras producen bilis y enzimas. El cardo mariano brinda apoyo adicional al limpiar el cuerpo de desechos metabólicos, mejorando la función de la vesícula biliar, el bazo y los riñones.

Lee mas:  Remedios naturales para el SOP

3) CONTROLA EL COLESTEROL

El colesterol alto es un problema de proporciones épicas en los Estados Unidos debido a nuestro estilo de vida y elecciones dietéticas, lo que provoca altas tasas de enfermedades cardíacas. El cardo mariano, un poderoso antiinflamatorio, combate el colesterol alto al reducir la inflamación, un factor importante en las enfermedades cardíacas.

El cardo mariano también ayuda a filtrar las toxinas de la sangre, reduciendo el daño por estrés oxidativo en las arterias. La investigación aún está investigando este tratamiento, pero los estudios preliminares son prometedores.

Ver también   11 beneficios del té de romero

4) PROTECCIÓN CONTRA EL CÁNCER

Los antioxidantes trabajan duro para proteger nuestro cuerpo de los antioxidantes que dañan las células. Un antioxidante en particular, la silimarina, es especialmente poderoso y ayuda a proteger contra el cáncer al proteger contra el daño del ADN, prevenir el crecimiento de tumores y estimular el sistema inmunológico.

Mientras tanto, el antioxidante silibina fomenta la síntesis de proteínas y crea una especie de escudo en la capa exterior de las células sanas, protegiéndolas de mutaciones y daños. Estos antioxidantes evitan que las toxinas languidezcan en el cuerpo y revierten el daño causado por toxinas dañinas como la contaminación del aire, los productos químicos y los metales pesados.

5) DIABETES

La diabetes es otro problema rampante en Estados Unidos, que desafortunadamente tiene síntomas que a menudo son difíciles de controlar. Algunos estudios indican que, junto con el tratamiento convencional, la silimarina que se encuentra en el cardo mariano puede ayudar a controlar la glucemia. La silimarina puede ayudar a reducir los niveles de hemoglobina A1c (HbA1c), que son una medida promedio de azúcar en sangre de 2 a 3 meses.(1)

Este antioxidante ayuda a controlar los síntomas de la diabetes al ayudar a reducir los niveles de azúcar en la sangre en pacientes resistentes a la insulina. Se cree que la eficacia de este tratamiento se debe a que los cardos marianos aportan beneficios hepáticos.

El hígado es fundamental para liberar y regular las hormonas en el torrente sanguíneo, en particular la insulina. La insulina controla los niveles de azúcar en la sangre, un factor importante en los síntomas de la diabetes.

6) PIEL SANA

Cargado con antioxidantes, el cardo mariano brinda protección contra el daño de los rayos UV en la piel. El cáncer de piel y otras afecciones de la piel se ven agravadas por el estrés oxidativo que la luz ultravioleta ejerce sobre la piel. El cardo mariano ayuda a proteger contra este daño por estrés oxidativo, particularmente cuando la silimarina que se encuentra dentro de la planta se aplica tópicamente sobre la piel. Algunos estudios han encontrado que la silimarina también puede proteger contra el daño por radiación resultante de los tratamientos contra el cáncer.

Lee mas:  7 beneficios comprobados del muérdago

7) ANTIENVEJECIMIENTO

Hemos estado cantando las alabanzas de las propiedades antioxidantes del cardo mariano y su protección contra el daño de los radicales libres dentro de nuestra sangre y cuerpo. Esta protección se extiende a nuestro exterior, ayudando a retrasar el proceso de envejecimiento. El cardo mariano ayuda a mejorar la apariencia de la piel al disminuir los signos visibles del envejecimiento, como las manchas oscuras y las arrugas.

Estas poderosas propiedades antioxidantes ayudan a mantener jóvenes otras partes de nuestro cuerpo, como las articulaciones, los músculos y los ojos. Nuestro cuerpo tiende a descomponerse a medida que envejecemos, pero tomar cardo mariano puede ayudar a prevenir y reducir el riesgo del proceso de envejecimiento. El cardo mariano ayuda a prevenir el desarrollo de problemas relacionados con la visión, problemas renales, problemas hepáticos, diabetes, cáncer y enfermedades cardíacas.

8) PÉRDIDA DE PESO

Hay algunas investigaciones que sugieren que el cardo mariano puede ayudar a perder peso. Puede que no funcione para todos: los estudios realizados hasta ahora se han realizado en diabéticos. (1) Parece que la silimarina puede ayudar a controlar el azúcar en la sangre y reducir los niveles de IMC en los diabéticos. No parece que proporcionaría ningún beneficio a los no diabéticos.

CÓMO TOMAR CARDO MARIANO

Si desea tomar cardo mariano para ayudar a apoyar y mantener su hígado, la dosis recomendada es de 50 a 150 miligramos. Si está buscando una desintoxicación del hígado, puede tomar temporalmente un nivel más alto de cardo mariano de 150 miligramos de una a tres veces al día. El cardo mariano también se puede consumir en una dosis más baja en forma de té. El cardo mariano debe tomarse bajo la supervisión de un médico y no se recomienda para el uso de niños.

EFECTOS SECUNDARIOS DEL CARDO MARIANO

El cardo mariano, tomado en la dosis recomendada, generalmente se considera seguro y libre de reacciones alérgicas. En algunos casos, aunque es raro, el cardo mariano puede causar malestar gastrointestinal. Algunas personas han descubierto que el cardo mariano puede tener un efecto laxante. En algunas situaciones, el cardo mariano puede interferir con ciertos tratamientos contra el cáncer, así que siempre tome este suplemento bajo el cuidado de un médico.

También te puede interesar

Deja un comentario