Hogar Salud Prevenir la enfermedad con suplementos vitamínicos

Prevenir la enfermedad con suplementos vitamínicos

por Dr. Sandra Landers, MD, PhD
Publicada: Ultima actualización en 5 Vistas

Nuestro cuerpo necesita vitaminas para combatir los virus que causan diferentes tipos de infecciones y enfermedades. Dividido en 2 categorías principales, estas vitaminas son solubles en agua y solubles en grasa; La principal diferencia entre estas dos categorías es que las vitaminas solubles en agua no se pueden mantener en el cuerpo, por lo que deben tomarse diariamente de otras fuentes. ¿Cómo? Al comer alimentos que son ricos en vitaminas. Otra opción es la suplementación con vitaminas, sin embargo, no se recomienda tomar píldoras por su cuenta. Para prevenir enfermedades y mantener un sistema inmune fuerte, haga una cita con un médico para saber con certeza si tiene alguna deficiencia.

 

Vitamina A

Para empezar, hablaremos sobre la vitamina A, que también se conoce como retinol. Este importante nutriente puede ayudar a preservar la salud de tu cabello y tu piel. Además, también protege tu sistema inmune. Los alimentos marinos como el arenque, el atún y la caballa son excelentes fuentes de vitamina A. Además, este nutriente también se puede encontrar en ciertos productos lácteos, como el queso, la mantequilla y la leche. Las verduras de hojas frescas también son abundantes en vitamina A.

 

Complejo de vitamina B

El complejo de vitamina B incluye muchos tipos de sustancias que son esenciales para nuestra salud. Cada sustancia tiene un papel separado en nuestro cuerpo. Por ejemplo, la vitamina B12 y B6 pueden ayudar a nuestro sistema a disolver carbohidratos y grasas. Además, apoyan la producción de energía requerida por el cuerpo. Cada tipo de vitamina B juega un papel importante cuando se trata de nuestra salud y la deficiencia puede conducir a problemas graves como la anemia. Los productos avícolas y varios tipos de carne son buenas fuentes de complejo de vitamina B. Además, también debe consumir frutas como aguacates y plátanos para garantizar su ingesta diaria. Otros productos que son abundantes en vitamina B incluyen leche, pescado, nueces, yogur, queso, huevos y varios tipos de cereales.

Es imposible consumir alimentos que sean ricos en vitaminas, pero a veces se puede requerir suplementación. Afortunadamente, puede encontrar numerosos tipos de suplementos vitamínicos en su mercado local. Hoy en día, una gran cantidad de empresas y tiendas médicas tienen sus propios sitios web donde venden una amplia gama de suplementos. La buena noticia es que estas vitaminas no son costosas y usted tiene la posibilidad de elegir entre una gran cantidad de opciones. Sin embargo, antes de consumir estos suplementos vitamínicos, debe saber exactamente qué tipos de vitaminas necesita su cuerpo. Se le aconseja tener el conocimiento adecuado de la dosis y la cantidad que debe consumir para evitar una sobredosis. Lo mejor que puede hacer es hablar con su médico acerca de los suplementos vitamínicos que debe tomar para mantenerse saludable.

 

Lee mas:  18 remedios caseros eficaces para deshacerse de rigidez en el cuello

Coenzima Q10

Este es un antioxidante que se encuentra en cada célula de nuestro cuerpo, especialmente en las células que existen en nuestro corazón y el hígado. Según algunos estudios, la cantidad de coenzima Q10 que está presente en nuestro corazón disminuye a medida que envejecemos. Por lo tanto, los suplementos de coenzima Q10 pueden ayudarnos a prevenir enfermedades al aumentar la cantidad de antioxidantes.

Resveratrol

Las pieles de uva roja son ricas en resveratrol, por eso algunas personas dicen que el vino tinto puede mejorar el sistema circulatorio. Los estudios en animales mostraron que este antioxidante puede funcionar contra los efectos negativos que una dieta alta en grasas puede tener en la salud cardiovascular de un individuo.

Arginina, Taurina y Lisina

Ciertos suplementos pueden ayudarnos a evitar las enfermedades del corazón al aumentar la fuerza del músculo cardíaco, disminuir la presión arterial alta y aflojar las paredes de las arterias. La arginina, la taurina y la lisina son tres aminoácidos eficientes que pueden ofrecer estos beneficios. Ellos expanden los vasos sanguíneos, mejorando así el flujo sanguíneo. Además de prevenir las enfermedades cardiovasculares, estos aminoácidos también pueden disminuir los riesgos de accidente cerebrovascular.

 

Vitamina D

La vitamina D es un fuerte antioxidante que participa en una gran cantidad de procesos biológicos. La mayoría de los suplementos multivitamínicos que pueden ayudar a una persona a evitar las enfermedades cardíacas incluyen la vitamina D. Las encuestas han demostrado que las personas en general no consumen suficiente vitamina D. Este antioxidante relaja las arterias y mejora la circulación. Según los investigadores, aquellos que experimentan bajos niveles de esta vitamina son más propensos a sufrir enfermedades cardiovasculares que aquellos que tienen niveles normales. De hecho, un estudio reveló que la tasa de enfermedad arterial periférica era no menos del 80% mayor en individuos que trataban con el nivel más bajo de este potente antioxidante.

Calcio

El calcio puede aumentar nuestros niveles de colesterol bueno (conocido como HDL) y reducir los niveles de colesterol malo (conocido como LDL). Los especialistas piensan que el calcio puede mejorar la capacidad del hígado para controlar los niveles de colesterol, y esto lo convierte en un nutriente vital para su salud.

Aceite de pescado

Todo el mundo sabe que el aceite de pescado tiene una increíble capacidad de curación del corazón. El aceite de pescado mejora nuestro conteo de colesterol y reduce nuestros niveles de triglicéridos. De esta forma, evita que la sangre se coagule.

Magnesio

Un estudio realizado por varios investigadores de la Universidad de Carolina del Norte demostró que la incidencia de enfermedades cardíacas puede reducirse en un 76%, siempre y cuando nuestro cuerpo disfrute de altos niveles de magnesio. Esta vitamina puede obstruir la acumulación de placa y reparar las paredes de las arterias. Además, el magnesio también puede normalizar los latidos cardíacos irregulares, que también se conocen como arritmias.

Además de prevenir afecciones cardíacas, los suplementos vitamínicos también pueden servir como defensa contra la enfermedad de Alzheimer. Según un estudio realizado por el Departamento de Agricultura de EE. UU., Más de la mitad de la población se enfrenta a la deficiencia de un nutriente vital. El problema es que si experimentan deficiencia de zinc o vitamina B12, podrían estar muy expuestos a la enfermedad de Alzheimer.

Si decide tomar suplementos por su cuenta, debe saber que es muy importante prestar atención a algunos aspectos fundamentales al leer la etiqueta de la multivitamina. Debe comprobar si la marca que desea optar le ofrece la cantidad mínima de nutrientes que pueden mejorar su sistema inmunológico y protegerlo contra el Alzheimer. Lo bueno es que las regulaciones de etiquetado exigen que el productor presente el porcentaje de valor diario recomendado en la etiqueta del suplemento, para que pueda determinar fácilmente si el producto es adecuado para sus necesidades o no.

Esta publicación fue escrita por Peter Smith, un escritor de suplementos de salud para Supplemented.co.uk. Si desea escribir para HealthResource4u, consulte nuestras pautas de envío de invitados .

También te puede interesar

Deja un comentario