Hogar Remedio De Salud Radicales libres: peligros (¿cáncer?) y fuentes (¿fumar?)

Radicales libres: peligros (¿cáncer?) y fuentes (¿fumar?)

por Dr. Sandra Landers, MD, PhD
Publicada: Ultima actualización en 48 Vistas

¿Qué son los radicales libres?

Son moléculas altamente reactivas con un electrón impar (o “libre”) en el orbital externo, condición de desequilibrio que convierte a estas moléculas fragmentadas en agentes bioquímicos muy inestables y peligrosos.

Los compuestos químicos complejos , como los de la estructura del ser humano, adquieren estabilidad por la paridad de los electrones de las moléculas.

Cuando una molécula pierde un electrón, se desequilibra en términos electroquímicos, bioquímicamente inestable y altamente reactiva, buscando recuperar la estabilidad robando violentamente un electrón de otra molécula.

Siempre que un radical libre (por ejemplo, procedente de residuos tóxicos del medio ambiente) ataca a una molécula normal para robarle su electrón, la molécula modifica sus propiedades iniciales como consecuencia de este proceso, convirtiéndose en un radical libre.

A nivel molecular, una célula mutilada pierde sus funciones básicas, convirtiéndose en una fuente de nuevos radicales libres, listos para atacar a otras células y distorsionar sus funciones. Así, genera una cadena descontrolada de reacciones bioquímicas nocivas para el organismo, con nefastas repercusiones en el tiempo.

La oxidación es una reacción química durante la cual una sustancia transfiere electrones a un elemento oxidante. Esta reacción solo ocurre en presencia de oxígeno. Este tipo de reacción puede producir radicales libres.

Estos son agentes químicos (oxígeno, monóxido de nitrógeno) que pueden provocar reacciones en cadena, posiblemente causando la muerte de las células. Estos elementos atacarán las células, el ADN, ciertas moléculas, proteínas o ácidos grasos, para degradarlos o destruirlos.

Tomemos como ejemplo el óxido, que es la oxidación del hierro, a base de oxígeno y agua. El oxígeno es, en conclusión, un elemento altamente corrosivo para el hierro y el cuerpo también. Son destructivos para el cuerpo, aunque juegan un papel importante en su supervivencia.

Lee mas:  21 datos interesantes sobre el síndrome de Down + Estadísticas

¿De dónde vienen?

Las fuentes internas son los procesos de acidosis metabólica, desencadenados en el organismo por el estrés prolongado y la acumulación de emociones negativas persistentes.

Las fuentes externas incluyen radiación nuclear, rayos X y microondas, metales tóxicos como el aluminio y el cadmio en el agua potable, hierro (consumido en exceso), smog, aditivos químicos para alimentos, humo de cigarrillos , gases de escape (especialmente compuestos de plomo) y, quizás, la los más significativos, los aceites vegetales hidrogenados, siempre presentes en productos habituales como la margarina.

Estas grasas artificiales se oxidan al entrar en contacto con el aire y continúan este proceso dentro del organismo, provocando una cadena de reacciones de mutilación a nivel molecular, que dañan las células y funciones vitales con una velocidad superior a la de la capacidad de defensa del organismo.

Todas las sustancias enumeradas anteriormente producen radicales libres cuando se oxidan (se combinan con oxígeno) y se descomponen.

El proceso de envejecimiento del cuerpo.

El papel en el proceso de envejecimiento de las células es una hipótesis conocida como “estrés oxidativo”, que fue definida en 1954 por el profesor estadounidense Denham Harman. El principio básico de esta hipótesis es que el envejecimiento de las células y del organismo, así como las enfermedades degenerativas asociadas, están relacionados con la acción erosiva de los radicales libres, que atacan las células del organismo.

Si podemos limitar la aparición de radicales libres y contrarrestar los presentes en el cuerpo, podríamos vivir más y ser más saludables.

Además de la oxidación y como „bonus” por la destrucción de proteínas o ácidos grasos, los radicales libres atacan el ADN de las células. Afortunadamente, ciertos agentes producidos por el cuerpo pueden reparar el ADN y contrarrestar los radicales libres.

Lee mas:  Trulicity vs Bydureon: usos, dosis, efectos secundarios, diferencias

Pero si los daños no se contrarrestan por completo y si la reparación del ADN no se completa, las células se degradan y cambian su estructura, lo que sucede junto con el envejecimiento. A medida que envejecemos y el cuerpo acumula más ataques, el número de células dañadas será mayor.

Muchas enfermedades están relacionadas con la degeneración celular.

Arrugas y envejecimiento de la piel: las proteínas que constituyen la estructura de la piel son atacadas por los radicales libres, debilitando esa estructura, dando lugar a una piel menos resistente.

Catarata: al igual que las proteínas de la piel, las proteínas del cristalino se degradan por oxidación y la visión disminuye.

Infarto: los ácidos grasos degradados por los radicales libres se depositan en las paredes de los vasos sanguíneos, lo que provoca una mala circulación sanguínea.

Cáncer: los ataques repetidos al ADN pueden destruirlo y conducir a distorsiones de las células, causando así cáncer.

Debes saber que el nivel de radicales libres está relacionado con el metabolismo del cuerpo. El metabolismo define la actividad del cuerpo , la cantidad de calorías ingeridas al comer, la cantidad de calorías utilizadas por el cuerpo, la cantidad de latidos del corazón o la respiración.

Cuanto más alto es el metabolismo y más activo el cuerpo, mayor es la producción de radicales libres que aceleran el envejecimiento. Bajo estas circunstancias, en realidad tenemos que encontrar una manera de equilibrarnos. Los extremos siempre son peligrosos .

¿Cuáles son los beneficios de los antioxidantes?

Los antioxidantes, vitaminas y minerales, son moléculas que evitan la oxidación. La reacción de oxidación es una reacción en cadena que los antioxidantes bloquean, evitando así que los radicales libres ataquen las células del cuerpo.

Lee mas:  Theraflu vs Alka Seltzer para el resfriado y la gripe: comparación de usos y efectos secundarios

Los antioxidantes se unirán a los radicales libres, creando una reacción de oxidación con ellos, lo que los hará inofensivos y la reacción radical con proteínas o ácidos grasos imposible.

Estas reacciones antioxidantes ocurren continuamente en el cuerpo y consumen una gran cantidad de antioxidantes. Por lo tanto, siempre debemos ingerirlos a través de la dieta o suplementos, para permitir la destrucción del exceso de radicales libres. Por lo tanto, debe haber un equilibrio entre los dos elementos para estabilizar esta reacción.

Fuentes de antioxidantes:

Azufre de allium – ajo, cebolla

Antocianinas: grosellas negras, bayas en general, pomelo, berenjena

Catequinas: vino tinto, té verde, manzanas, grosellas, arándanos, semillas de uva, fresas y kiwis.

Betacaroteno: zanahorias, mangos, albaricoques, espinacas, perejil

Cobre: ​​semillas de girasol, cacahuetes, lentejas, champiñones, cereales integrales.

Criptoxantina – pimienta, chile, calabaza, mango

Flavonoides: té verde, frutas cítricas, vino tinto, cebollas, manzanas

Indol – brócoli, repollo, coliflor

Isoflavonoides: soja, tofu, lentejas

Lignanos: semillas de sésamo, cereales integrales, semillas de lino, verduras

Licopeno – tomates, pomelo rosa, sandía

Manganeso: mariscos, cereales integrales, leche, frutos secos.

Polifenoles – tomillo, orégano

Selenio: mariscos, cereales integrales, soja, lentejas, frijoles, ajo, semillas de girasol, anacardos, espino amarillo.

Vitamina C: grosellas negras, naranjas, limones, kiwi, mango, espinacas, pimiento picante, bayas

Vitamina E o tocoferol: aceites vegetales prensados ​​en frío, aguacate, nueces, semillas, cereales integrales, chocolate negro.

Zinc: mariscos, polen, espirulina, nueces.

¡Toma las medidas necesarias para evitar un exceso de radicales libres! Durante el verano protégete del fuerte sol, no consumas hierro en exceso, presta atención a la contaminación y adopta una dieta basada en verduras y frutas crudas.

Así, disfrutarás de una vida larga y saludable .

También te puede interesar

Deja un comentario