Hogar Síndrome Síndrome del intestino corto: dieta, tratamiento, síntomas, esperanza de vida

Síndrome del intestino corto: dieta, tratamiento, síntomas, esperanza de vida

por Dr. Sandra Landers, MD, PhD
32 Vistas

¿Qué es el Síndrome del Intestino Corto?

El síndrome del intestino corto es una afección en la que se realiza una resección quirúrgica del intestino delgado de manera extensa, lo que eventualmente conduce a problemas de pérdida de electrolitos, desnutrición y malabsorción. De lo contrario, se denomina síndrome del intestino corto o SBS. Puede deberse a una resección quirúrgica o tal vez a una gran porción completamente disfuncional del intestino de la persona. Es una complicación que se produce cuando se extrae el intestino de la persona.

Síntomas del síndrome del intestino corto

Las personas que tienen el Síndrome de Intestino Corto tienen las siguientes características, síntomas y signos que se manifiestan:

  • sensación de hinchazón
  • Diarrea
  • calambres
  • Acidez
  • desnutrición
  • Fatiga
  • Pérdida de peso
  • Debilidad
  • Deshidración
  • Infecciones bacterianas
  • Sensibilidad a los alimentos
  • Dolor abdominal
  • esteatorrea
  • Agotamiento o pérdida de líquidos
  • Desnutrición
  • Fácilmente magullado
  • heces pálidas
  • Heces malolientes
  • Edema en las piernas
  • Mala coagulación de la sangre
  • Dolor de huesos
  • Hiperqueratosis o descamación de la piel
  • Anemia
  • Espasmo muscular

Además de los mencionados, se sabe que las personas que tienen síndrome de intestino corto tienen carencia o deficiencia de ácido fólico, zinc, vitaminas ADEK y B12, hierro, calcio y magnesio.

Causas del síndrome del intestino corto

La etiología detrás del síndrome del intestino corto puede ser adquirida o congénita. Durante el período prenatal, cuando una persona presenta este síndrome puede deberse al aislamiento de la atresia intestinal, tapón de meconio o íleo, atresias múltiples encontradas en el intestino delgado de la persona, enfermedad de Hirschsprung que es extensa o gastrosquisis .

Lee mas:  Síndrome de Lennox Gastaut: esperanza de vida, síntomas, tratamiento

Sin embargo, cuando una persona desarrolla dicho síndrome en el período posnatal y neonatal, puede deberse a que es el resultado de la enterocolitis que se ha necrosado. La enterocolitis necrotizada se informa comúnmente en bebés que son prematuros y conduce a lesión, particularmente lesión isquémica, del intestino delgado de la persona que da como resultado la necesidad de una resección intestinal.

Las personas mayores adquieren este síndrome porque han desarrollado un vólvulo debido a la isquemia intestinal o tienen la enfermedad de Crohn que es de naturaleza extensa, así como enteritis por radiación, tumores o quizás traumatismos en la región abdominal que conducen a tener dicha condición de enfermedad.

En resumen, los factores de riesgo comunes que se asocian con la posibilidad de adquirir el síndrome de intestino corto son los siguientes:

  • Bebés prematuros
  • Problemas en el sistema vascular
  • enfermedad de Crohn

Diagnóstico del síndrome del intestino corto

Los médicos son los que diagnostican si una persona realmente tiene el síndrome del intestino corto. Para el diagnóstico confirmatorio dejan que la persona realice algunas pruebas o exámenes como:

  • Examen de historial médico (protocolo)
  • Exploración física (protocolo)
  • Examen de química sanguínea para detectar anemia y verificar el nivel de albúmina.
  • Examen de grasa fecal para determinar la esteatorrea y saber si la persona está absorbiendo correctamente la cantidad de grasa dietética que se necesita para una nutrición saludable adecuada
  • Examen de hemograma completo
  • Nivel de vitamina en el tipo de examen de sangre de la persona.
  • Examen de enterografía por TC, que es una prueba de imagen no invasiva para detectar anomalías en los intestinos de la persona.
  • Examen de rayos X del intestino delgado para detectar cualquier complicación, como cálculos biliares y cálculos renales.
  • Examen de tomografía computarizada para detectar cualquier anomalía.
  • Examen de colonoscopia que se realiza para inspeccionar el colon y el intestino delgado de la persona.
  • Examen endoscópico que se realiza para inspeccionar el esófago, el estómago y el duodeno de la persona, dispuestos anatómicamente.
  • También se puede hacer una densitometría ósea que determina la densidad mineral ósea de la persona y porque la osteoporosis es una complicación asociada a este síndrome.
Lee mas:  Síndrome de abstinencia neonatal: puntuación, efectos a largo plazo

Tratamiento del síndrome del intestino corto

En el tratamiento del síndrome del intestino corto se espera el siguiente tratamiento:

 Manejo de Dieta y Nutrición

La dieta particular y el manejo del tratamiento nutricional difieren de una persona a otra. La base principal de esto es el índice de masa corporal del paciente, las preferencias alimentarias, la edad, el estilo de vida, el género, los hábitos alimenticios y el estado de salud total del propio paciente.

Las pautas dietéticas en personas con este síndrome son las siguientes:

  • Incluir bebidas en la dieta para prevenir la deshidratación
  • Limitar la ingesta de líquidos durante las comidas para evitar el síndrome de dumping o empujar los alimentos a través del intestino de la persona a un ritmo acelerado que puede conducir a una absorción y digestión inadecuadas
  • Comer comidas pequeñas pero frecuentes

Aparte de eso, las comidas deben ser ricas en carbohidratos refinados, proteínas, vitaminas y nutrientes, moderadas en grasas y bajas en fibra, lactosa y dulces concentrados. Otro médico requeriría a los pacientes con este síndrome, una sonda de gastrostomía y bajo TPN o nutrición parenteral total al inicio o durante toda la vida de la persona dependiendo de la valoración que haga el médico.

Manejo Farmacológico

Los médicos suelen prescribir medicamentos a los pacientes con este tipo de síndromes. Tales medicamentos como:

  • Antibióticos que previenen cualquier resistencia de las bacterias.
  • Bloqueadores H2 para la hipersecreción ácida y gástrica
  • Los inhibidores de la bomba de protones también se usan para la hipersecreción de ácido gástrico
  • Agentes coleréticos que previenen la TPN o la enfermedad hepática inducida por nutrición parenteral total y mejoran el flujo de billary
  • Aglutinantes de sales biliares que se utilizan para disminuir el síntoma de diarrea colerética
  • Agentes antisecretina que disminuyen las secreciones intestinales
  • Agentes de hipomotilidad que ayudan a aumentar el tiempo de transición de los intestinos.
Lee mas:  Síndrome de anticuerpos antifosfolípidos: causas, síntomas, diagnóstico, tratamiento

Manejo Quirúrgico

Esta es la última opción. Aquí lo que se hace es que hay un trasplante de intestino delgado que se hace a pacientes que ya no pueden manejar bien su estado nutricional con el manejo del tratamiento dado mencionado anteriormente.

Pronóstico y esperanza de vida

Existe una cura desconocida para el síndrome del intestino corto. La esperanza de vida de la mayoría de los bebés que tienen este tipo de síndrome estará entre 4 y 5 años de tasa de supervivencia. Sin embargo, existe la posibilidad de mejoría como resultado del procedimiento quirúrgico o del tratamiento realizado. Cuando esto suceda, habrá una mejora, hecha gradualmente, en la absorción de los nutrientes.

Complicaciones

Las posibles complicaciones asociadas con el síndrome del intestino corto son las siguientes:

  • Formación de cálculos renales o cálculos renales
  • Acidosis de D-lactato
  • Úlcera péptica
  • Colelitiasis o cálculos biliares
  • NPT enfermedad hepática
  • Ulceración anastomótica
  • Osteoporosis
  • Pérdida de peso
  • Obstrucción intestinal
  • Necrosis del intestino
  • Osteomalacia o huesos débiles
  • Crecimiento excesivo de bacterias que se encuentran en el intestino delgado
  • Rechazo del trasplante (ya sea rechazo agudo o crónico)
  • Degeneración del sistema nervioso por deficiencia de vitamina B12
  • Trombosis portal, hepática o mesentérica de la vena

También te puede interesar

Deja un comentario