Hogar Síndrome Síndrome del Compartimiento Anterior – Tratamiento, Síntomas, Cirugía

Síndrome del Compartimiento Anterior – Tratamiento, Síntomas, Cirugía

por Dr. Sandra Landers, MD, PhD
37 Vistas

¿Qué es el Síndrome del Compartimento Anterior?

El síndrome del compartimento anterior se define como un aumento de la presión sobre los músculos de la parte inferior de la pierna que inicia el dolor. La condición a veces se identifica como calambres en la tibia anterior . Se reconoce como anterior cuando el músculo grande de la espinilla está afectado, anatómicamente conocido como tibial anterior. En consecuencia, el compartimento anterior de la espinilla está encerrado por la tibia y el peroné.

Estos dos huesos largos son los huesos de nuestra pantorrilla que están ubicados lateralmente uno del otro, soportando nuestro peso. Debido a una lesión o cualquier forma de presión aplicada en el compartimento anterior, la condición surge induciendo dolor. Este síndrome no debe tomarse a la ligera, ya que se presenta como una emergencia médica.

El equipo médico intentaría evitar el desarrollo de necrosis de los tejidos, que es una posible complicación de la enfermedad. Dicha condición no debe confundirse con el síndrome posteroanterior, ya que el PAS es menos frecuente que el síndrome compartimental anterior.

Síntomas del síndrome del compartimento anterior

Los afectados del síndrome del compartimento anterior generalmente se quejan de lo siguiente:

  • Dolor y sensibilidad en la parte inferior de la pierna.
  • Parestesia de la pierna afectada. Esto se define como una sensación de hormigueo y picor y entumecimiento de la piel. Esto suele ser definido por los pacientes como una sensación de muerte de la pierna.
  • El movimiento pasivo o el estiramiento de los músculos afectados aumenta el dolor y la incomodidad.
  • Hay casos en que la condición es indolora.
Lee mas:  Síndrome de Netherton

Causas del síndrome del compartimiento anterior

El síndrome del compartimiento anterior generalmente es causado por el uso excesivo del compartimiento anterior. Se ha observado que un tipo de ejercicio poco habitual o poco utilizado que involucre el compartimento anterior puede conducir al síndrome. Simplemente, forzar los músculos aumenta el riesgo de síndrome del compartimento anterior. El aumento de la tensión en el compartimento anterior también provoca el síndrome. Los siguientes se consideran algunos de los factores de riesgo del síndrome del compartimento anterior:

  • Sobre-trabajo de los pies y pantorrillas durante actividades o ejercicios. Aumentar el ritmo durante una carrera puede provocar el síndrome del compartimento anterior.
  • La aplicación de un material constrictor alrededor de la parte inferior de la pierna puede impedir una buena circulación sanguínea. Esto puede inducir la hinchazón y la restricción del movimiento. Esto posiblemente puede conducir a una forma leve de síndrome del compartimento anterior.
  • Los zapatos inadecuados, como los cortos, pueden provocar el síndrome del compartimento anterior. Los zapatos que son demasiado rígidos son posibles causas de calambres en las piernas. Hay algunos bailarines en riesgo de padecer este síndrome. Sus rutinas de baile, la mala postura de los pies o simplemente su calzado pueden ser la causa principal de la aparición de la afección.
  • Ser atleta trae a la persona a riesgo de padecer esta condición, como algunos síndromes conocidos que afectan los músculos como el síndrome del manguito rotador (una condición que afecta los músculos que sostienen nuestros omóplatos). Los corredores, en particular, son propensos a este síndrome.

Diagnóstico

Existe un examen de diagnóstico definitivo para el síndrome del compartimiento anterior. La medición de la presión intramuscular ayudará en el diagnóstico del síndrome. El método incluirá 3 técnicas. La primera técnica implica el uso de un manómetro de mercurio y una aguja, llamada técnica de Whitesides.

Lee mas:  Síndrome de Poland: imágenes, síntomas, causas, cirugía, tratamiento

Este procedimiento es un tipo de prueba ambulatoria. La siguiente técnica fue dada a conocer por Mubarak y algunos asociados, utilizando un catéter de polietileno relleno de fibra para probar la presión en el compartimento anterior a medida que se inserta en el área mientras un transductor de presión presentará la evaluación. Otra técnica dada a conocer por Matsen usa otra forma de catéter pero está constituida por una infusión de baja velocidad para que la presión pueda ser bien monitoreada en el proceso; sin embargo, la evaluación tarda tres días en finalizar. El resultado que sugiere síndrome del compartimiento anterior es una presión de 30-50 mmHg.

Se realizan pruebas de imagen para descartar otras posibles condiciones. Existe una gran posibilidad de que una fractura subyacente haya sido la causa raíz de los síntomas que se presentan, que es otra forma de problema que puede ser similar al síndrome del compartimiento anterior.

Tratamiento del síndrome del compartimento anterior

El tratamiento para este dicho síndrome depende bastante de la gravedad del caso. Cuando se dice que la afección no es grave, se indica un tratamiento conservador para los pacientes.

  • La elevación de la pierna afectada puede reducir la hinchazón que se ha desarrollado.
  • La aplicación de hielo también es un buen control de la sensación de hinchazón y dolor. Esto se puede hacer en alternancia con una compresa caliente. Siempre se considera la preferencia del paciente con la aplicación de compresas.
  • La estimulación para una buena circulación y un retorno venoso adecuado se puede lograr mediante una terapia interferencial del tobillo hacia la ingle. El proceso deberá involucrar a especialistas para hacer la tarea y así evitar agravar la situación del cliente. Un fisioterapeuta puede ayudar al cliente a aliviar los síntomas que presenta.
  • El ejercicio de la pantorrilla o la pierna del cliente no debe concentrarse en estas áreas, sino que debe incluir también los pies, los isquiotibiales, los músculos de los glúteos (músculos de las nalgas) y los músculos aductores.
  • Se recomienda a los bailarines o atletas que duerman con los pies elevados. Esto se puede hacer con el uso de una almohada colocada debajo del pie de la víctima.
  • Se proporcionan analgésicos para el alivio.
  • El especialista recomendará al cliente que realice ejercicios sencillos. También se recomienda descansar un poco de su rutina habitual.
  • El masaje se recomienda de alguna manera a algunos pacientes. Esto puede ser muy eficaz en el programa de rehabilitación.
  • Como el síndrome no responde al tratamiento conservador, se indica cirugía. Esto tendrá como objetivo reducir la presión que se encuentra en el compartimiento muscular. En este método, se eliminará el tejido conectivo afectado. De alguna manera, esto puede evitar futuros episodios de síndrome del compartimiento anterior, sin dejar espacio para la inflamación muscular.
Lee mas:  Síndrome de Barts

Pronóstico

El pronóstico de la condición se considera bueno. Según los informes, la mayoría de los pacientes con síndrome del compartimento anterior se han recuperado de él siempre que se haya adquirido el tratamiento. Esto también depende de la gravedad de la afección y del tipo de tratamiento que se le brinde al paciente.

Complicaciones

La complicación más desagradable del síndrome del compartimiento anterior es el desarrollo de necrosis muscular. Esto ocurrirá cuando la condición haya llegado a su punto más severo y no se haya brindado el tratamiento adecuado correspondiente.

Una fractura subyacente de la tibia puede pasarse por alto fácilmente como un síndrome del compartimento anterior, que puede causar una complicación si no se identifica a tiempo y no se toman las medidas adecuadas.

También te puede interesar

Deja un comentario