Hogar Síndrome Síndrome de Mirizzi

Síndrome de Mirizzi

por Dr. Sandra Landers, MD, PhD
17 Vistas

Síndrome de Mirizzi Definición

El Síndrome de Mirizzi es una condición de salud que consiste en una obstrucción del conducto hepático común o del colédoco, como resultado de una compresión extrínseca por un cálculo impactado que se encuentra en el conducto cístico, o en la bolsa de Hartmann que se encuentra en la vesícula biliar. .

La obstrucción puede conducir a la ictericia de la persona afectada debido a la compresión mecánica por la piedra, o por una inflamación de una fibrosis que se desarrolla a partir de una colecistitis crónica. Se estima que ocurre alrededor del 0,1% entre los pacientes que tienen cálculos biliares y entre el 0,7% al 2,5% de los casos que tienen colecistectomías, con edades entre 53-70 años y afectando al grupo femenino.

Síntomas del síndrome de Mirizzi

Las manifestaciones clínicas del síndrome de Mirizzi no tienen características únicas definidas para diferenciarlo más específicamente con otras formas comunes existentes de formación de ictericia obstructiva.

Sus síntomas pueden estar presentes o no estar presentes y estos son:

  • Ictericia obstructiva
  • Colangitis
  • Dolor en el cuadrante superior derecho del abdomen
  • Fiebre junto con un problema de cálculos biliares conocido o sospechado
  • Niveles elevados de fosfatasa alcalina y bilirrubina y leucocitosis

Los pacientes con el síndrome de Mirrizi pueden presentarse de acuerdo con cualquier configuración similar, como en los casos de colangitis aguda existente, pancreatitis aguda y colecistitis aguda. Según un estudio reciente, se ha asociado a un cuadro de íleo biliar que todo cirujano debe tener en cuenta como otra forma de presentación clínica.

Lee mas:  síndrome de intersección

Fisiopatología

La formación de cálculos biliares grandes y múltiples puede quedar impactada en la vesícula biliar, específicamente en la bolsa de Hartmann. Esto da como resultado una inflamación crónica asociada con algunos episodios de colangitis; eso a su vez puede conducir a la compresión del conducto biliar común, se puede notar fibrosis, puede ocurrir necrosis y, en última instancia, afectar el conducto biliar común cercano o el conducto hepático a través de la formación de una fístula. Las obstrucciones de ambos conductos por cualquier tipo de cicatriz o formación de cálculos terminan con una ictericia obstructiva que se nota.

Tipos

El Síndrome de Mirizzi se puede clasificar en cuatro tipos y estos son:

  • Tipo I donde no hay fístula presente en un paciente

Tipo IA, hay un conducto cístico existente

Tipo IB, hay erradicación del conducto cístico

  • Tipo II-IV, donde los pacientes tienen formación de fístula.

Tipo II, el defecto es un 33% más pequeño que el diámetro de un conducto biliar común

Tipo III, el defecto es entre un 33% y un 36% mayor que el de un conducto biliar común.

Tipo IV, el defecto es un 66% más grande que el diámetro de un conducto biliar común

Diagnóstico

La realización de un diagnóstico preoperatorio del síndrome de Mirizzi se considera fundamental junto con la planificación quirúrgica para resolver el problema.

Se pueden realizar los siguientes trámites:

  • Ultrasonografía que puede presentar la existencia de un gran cálculo biliar o la formación de múltiples cálculos biliares más pequeños que se impactan en el conducto hepático común.
  • La tomografía computarizada puede identificar el grosor de la vesícula biliar y la dilatación de la vía biliar con cálculos
  • Imagen de resonancia magnética que puede ver una compresión extrínseca que afecta el conducto biliar y puede ayudar a determinar la presencia o ausencia de una fístula.
  • La colangiopancreatografía retrógrada endoscópica se utiliza para confirmar el diagnóstico del problema.
Lee mas:  Síndrome coronario agudo: fisiopatología, síntomas y tratamiento

El diagnóstico intraoperatorio también se realiza durante el procedimiento quirúrgico.

Tratamiento

El tratamiento principal para el síndrome de Mirizzi implica un procedimiento quirúrgico.

  1. Colecistectomía clásica para el tipo I para abrir la vesícula biliar, vaciar el cálculo/cálculos biliares y extirpar la vesícula biliar con una disección que se inicia en el fondo.
  2. Colecistectomía subtotal para el tipo II para extirpar la vesícula biliar, dejando un remanente de 5 mm de la pared de la vesícula biliar alrededor de la fístula colecistobiliar, con el fin de ayudar al cierre de la vía biliar dañada.
  3. Colecistectomía subtotal para Tipo III, dejando un colgajo de pared de vesícula biliar de 1 cm para apoyar la reparación del conducto biliar
  4. Anastomosis bilioentérica a través de una hepaticoyeyunostomía en-Y-de-Roux para pacientes Tipo IV
  5. La colangiografía quirúrgica a través del tubo de Kehr se realiza para todos los tipos de síndrome de Mirizzi para brindar protección a la sutura del conducto biliar con un tubo de Kehr.

Referencias:

  1. síndrome de mirizzi PATOGENIA, CLASIFICACIÓN, DIAGNÓSTICO en http://www.uptodate.com/contents/mirizzi-syndrome#H1
  2. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3442202/
  3. http://www.scielo.br/scielo.php?pid=S0004-28032005000100005&script=sci_arttext#tab01
  4. Erben Y, Benavente-Chenhalls LA, Donohue JM, et al (2011). Diagnóstico y tratamiento del síndrome de Mirizzi: experiencia de Mayo Clinic de 23 años. J Am Coll Surg 213:114.
  5. Antoniou SA, Antoniou GA, Makridis C (2010). Tratamiento laparoscópico del síndrome de Mirizzi: una revisión sistemática. Surg Endosc 24:33.
  6. Prasad TL, Kumar A, Sikora SS, et al (2006). Síndrome de Mirizzi y cáncer de vesícula biliar. J Hepatobiliary Pancreat Surg 13:323.

También te puede interesar

Deja un comentario