Hogar Salud Síndrome de Horner

Síndrome de Horner

por Dr. Sandra Landers, MD, PhD
Publicada: Ultima actualización en 0 Vistas

SÍNDROME DE HORNER DEFINICIÓN

Es un trastorno raro que en realidad es un conjunto de síntomas que afectan los nervios de la cara y los ojos de una persona.

Cuadro 1 – Síndrome de Horner

SÍNDROME DE HORNER CÓDIGO ICD 9

El Código ICD 9 para el Síndrome de Horner es 337.9.

SÍNDROME DE HORNER SINÓNIMOS

Es conocido por varios otros nombres como

  • Síndrome de Horner
  • Síndrome de Claude Bernard-Horner
  • Síndrome de Bernard-Horner
  • Parálisis Oculosimpática

HISTORIA DEL SÍNDROME DE HORNER

La afección lleva el nombre del oftalmólogo suizo Johann Friedrich Horner, quien fue la primera persona en describirla en 1869. El síndrome también fue descrito anteriormente por otros individuos. Sin embargo, fue Horner quien está principalmente acreditado con la descripción de la condición. En Italia y Francia, Claude Bernard también es reconocido como el descubridor de la enfermedad. Por lo tanto, el nombre “Síndrome de Claude Bernard-Horner” prevalece en estas naciones.

CAUSAS DEL SÍNDROME DE HORNER

Cuadro 1 – Síndrome de Horner

Surge de cualquier tipo de obstrucción en un conjunto de fibras nerviosas que se originan en la parte del cerebro conocida como hipotálamo y se extienden al área facial. La interrupción en las fibras nerviosas simpáticas puede ser el resultado de

  • Tumor en la superficie pulmonar superior
  • Cefalea en racimo o migraña
  • Lesión en una de las arterias principales que se extiende al área del cerebro (arteria carótida)
  • Lesión en los nervios en el cuello conocido como el plexo braquial
  • Carrera
  • Tumor cerebral
  • Daño a un segmento cerebral conocido como tronco encefálico

¿EL SÍNDROME DE HORNER ES GENÉTICO?

En algunos casos, el síndrome de Horner realmente puede ser una afección genética congénita (presente al nacer). La condición puede ir acompañada de una falta de pigmentación del iris (región coloreada del ojo). Esto es especialmente cierto para quienes padecen Neurofibratosis, una enfermedad genética que da lugar al desarrollo de pequeños tumores o lesiones en diversas partes de la columna vertebral. Cuando estos afectan la columna cervical, el síndrome de Horner puede surgir como consecuencia.

SÍNTOMAS DEL SÍNDROME DE HORNER

Algunos de los síntomas principales del síndrome de Horner incluyen:

  • Párpado caído (ptosis)
  • Hundimiento del globo ocular en el cráneo (Enopthalmos)
  • Reducción de la sudoración en el lado facial afectado
  • Pupila constreñida (la parte negra en el medio del ojo)

Generalmente, la condición solo afecta un lado de la cara. Esto crea una gran diferencia en la apariencia de los ojos. En el lado afectado, la cara puede tener un aspecto enrojecido y rojizo. Los ojos también pueden mostrar un color diferente.

Algunos otros signos de esta enfermedad incluyen anhidrosis, miosis y ptosis.

En los niños, esta condición a veces da lugar a Heterocromía, una condición peculiar caracterizada por una diferencia de color entre los ojos de un paciente. En la infancia, esto generalmente ocurre debido a la falta de estimulación simpática que interfiere en la pigmentación de la melanina de los melanocitos. Los melanocitos están presentes en el estroma superficial localizado en el iris.

En gatos y perros, los signos y síntomas de esta condición pueden incluir el cierre parcial de la membrana nictitante (tercer párpado).

DIAGNOSIS DEL SÍNDROME DE HORNER

El diagnóstico del síndrome de Horner se puede llevar a cabo con la ayuda de tres pruebas clínicas. Estos exámenes ayudan a confirmar la presencia de esta enfermedad y a determinar su gravedad.

    • Prueba de caída de cocaína
    • Dilatación Lag Test
    • Prueba Paredrine

 

Lee mas:  Cómo la ansiedad causa dolor de espalda y cómo detenerlo

Administrar la paredrina o la cocaína puede ayudar a determinar si habrá una dilatación del ojo afectado, causando una ampliación de la pupila. Si las pruebas no conducen a una dilatación adecuada del ojo afectado, es posible que el individuo sufra el síndrome de Horner.

En muchos casos, se puede realizar un examen del ojo. Ayuda a mostrar:

  • Párpados caídos
  • Cambios en la apertura y cierre de los alumnos

Un examen neurológico y médico completo puede ayudar a determinar si otras partes del cuerpo humano se ven afectadas.

Otras pruebas para determinar esta condición pueden incluir:

    • Tomografía computarizada del tórax
    • Radiografía de pecho
    • Análisis de sangre
    • Pruebas de vasos sanguíneos (angiografía por tomografía computarizada, angiografía por resonancia magnética o angiografía cerebral)
    • Punción lumbar (punción lumbar)
    • Tomografía computarizada del cerebro
    • Tomografía computarizada de la resonancia magnética

 

Los pacientes con esta afección pueden remitirse a un neurooftalmólogo (médico especializado en problemas de visión asociados con el sistema nervioso).

TRATAMIENTO DEL SÍNDROME DE HORNER

La condición a menudo es de corta duración y no necesariamente necesita cura. El Síndrome de Horner en sí no tiene cura. El tratamiento del síndrome de Horner depende de la causa de la enfermedad. Afortunadamente, la resolución de la condición a menudo es posible cuando la causa subyacente se cura.

Si la diferencia en el tamaño de la pupila en cada ojo se convierte en motivo de preocupación, se pueden usar gotas para los ojos. Insertar tubos en los oídos y usar antibióticos puede ayudar a curar problemas como las infecciones crónicas del oído. En algunos casos, las causas subyacentes como la esclerosis múltiple rechazan el tratamiento y conducen a un síndrome de Horner permanente o semipermanente. Sin embargo, la presencia de cualquier condición incurable o trastornos potencialmente recurrentes como neurofibratosis puede conducir a casos persistentes del síndrome de Horner.

RECUPERACIÓN DEL SÍNDROME DE HORNER

El pronóstico de esta enfermedad depende del éxito del tratamiento de la enfermedad causal. Si se detecta el Síndrome de Horner Idiopático, solo se puede curar con el tiempo. Sin embargo, la reversión temporal de los síntomas puede ser posible mediante el uso diario de gotas oftálmicas de fenilefrina al 2,5% (Mydfrin – Alcon) durante dos o tres veces.

En la mayoría de los casos de síndrome de Horner idiopático en gatos y perros, la recuperación espontánea puede ocurrir dentro de un lapso promedio de 16 semanas.

El síndrome de Horner en sí mismo no da lugar a ninguna complicación directa. Sin embargo, las complicaciones pueden surgir del tratamiento de la condición que causa el síndrome de Horner o de la condición misma.

¿EL SÍNDROME DE HORNER SE VA?

Si la condición involucra una fibra posganglionar, puede desaparecer en un lapso de algunas semanas a algunos meses. Esto, por supuesto, depende de la causa subyacente. En caso de problemas postganglionares, el pronóstico de recuperación generalmente es bueno.

Si sospecha que usted o alguien en su familia tiene síntomas del síndrome de Horner, llame inmediatamente a su proveedor de atención médica. El diagnóstico y la curación oportunos pueden ayudar a resolver la afección más rápidamente y prevenir complicaciones serias de salud en el futuro.

También te puede interesar

Deja un comentario