Hogar Salud Osteitis pubis

Osteitis pubis

por Dr. Sandra Landers, MD, PhD
Publicada: Ultima actualización en 3 Vistas

¿Experimenta dolor leve a agudo en la zona lumbar y el abdomen mientras realiza actividades físicas regulares, como caminar, correr o pararse desde una posición sentada? Es posible que sufra una lesión por uso excesivo llamada Osteitis Pubis. Siga leyendo para conocer esta afección, su etiología, síntomas, cómo se diagnostica y cuáles son sus opciones de tratamiento.

¿QUÉ ES LA OSTEÍTIS PUBIS?

También se llama Symphysitis púbica, es una lesión por uso excesivo no infeccioso que causa inflamación de la parte inferior de la pelvis y daño a los tejidos. Las personas con este tipo de lesión experimentan dolor alrededor de la sínfisis del pubis (articulación de los dos huesos del pubis). La osteítis del pubis también causa dolor en la ingle.

Osteitis Pubis Fuente de la imagen: wikimedia

INCIDENCIA DE OSTEITIS PUBIS

La prevalencia de esta lesión entre atletas y deportistas oscila entre 0.5% y 6.2%. Varios deportes diferentes están asociados con la condición, pero las actividades deportivas como fútbol, ​​fútbol, ​​rugby y hockey sobre hielo presentan un mayor riesgo de Osteitis Pubis. Según las estadísticas, un aumento en las demandas físicas de los deportistas es una causa importante de este tipo de lesiones por uso excesivo.

CAUSAS DE OSTEÍTIS PUBIS

Las causas exactas de esta condición aún se desconocen. Sin embargo, es una lesión por uso excesivo que se produce debido a actividades prolongadas y repetitivas que ponen a strain one en la sínfisis del pubis. Esta lesión comúnmente afecta a los atletas y generalmente es causada por correr, andar en bicicleta, andar en bicicleta y patear. La osteitis pubis puede ser el resultado de diversas actividades deportivas que implican correr, como:

  • Atletismo
  • Fútbol
  • Hockey

La contracción excesiva del músculo abdominal (como durante las sentadillas repetitivas) también puede provocar este tipo de lesión. Después de la rehabilitación insuficiente para alguna otra lesión, como la tendinopatía aductora puede causar Osteitis Pubis.

Otras causas principales de este trastorno incluyen:

  • Durante el embarazo o después del parto
  • Cirugía ginecológica
  • Cirugía urológica
  • Trauma mayor
  • Trauma menor repetido
  • Trastornos reumatológicos

SIGNOS Y SÍNTOMAS DE OSTEÍTIS PUBIS

Las personas que padecen esta afección generalmente experimentan dolor intenso en el área de la ingle, que se desarrolla gradualmente con el tiempo. El dolor puede ocurrir tanto en uno como en ambos lados de la ingle. Uno también puede experimentar dolor en las partes frontales de las caderas y en la parte inferior del abdomen. El dolor se puede sentir cuando uno toca con firmeza el hueso púbico ubicado en frente de la pelvis.

Apretar ambas piernas juntas y alejar la pierna lesionada de la línea media del cuerpo también puede aumentar el dolor. El dolor también puede agravarse cuando uno participa en diversas actividades físicas, como patear, correr y andar en bicicleta.

En casos menos severos de la lesión, los síntomas pueden incluir rigidez y dolor leve en el área de la ingle que aumenta cuando uno descansa después de alguna actividad como patear y correr (especialmente si implica un cambio de dirección). En las etapas iniciales de esta condición, la inflamación asociada a ella tiende a aumentar con la actividad. Los pacientes también experimentan dolor cuando llevan peso, se mueven hacia los lados o se ponen de pie después de estar sentados durante un largo período de tiempo.

Con la progresión de la condición, un individuo sufre de dolor creciente durante la actividad. A veces, el dolor severo incluso afecta el rendimiento del paciente. En algunos casos, un paciente puede incluso cojear debido a un dolor extremo.

PREVENCIÓN DE OSTEITIS PUBIS

Es posible evitar esta lesión por uso excesivo. Las siguientes son algunas de las medidas de precaución que se pueden tomar para evitar el desarrollo de Osteitis Pubis:

CALENTANDO ADECUADAMENTE

Uno debe calentarse adecuadamente antes de tomar parte en algún tipo de actividad física mientras prepara el cuerpo para la actividad. Un calentamiento adecuado prepara los pulmones, el corazón, las articulaciones, los músculos, así como la mente de una persona para la actividad extenuante.

EVITAR ACTIVIDADES QUE PROVOCAN DOLOR

Es aconsejable evitar participar en actividades que tienen más probabilidades de aumentar el dolor y la incomodidad. Uno tiene que prestar especial atención para comprender qué ejercicios particulares empeoran su dolor.

DESCANSANDO

Si una persona experimenta un dolor leve en la zona lumbar o el abdomen, debe descansar para curar el dolor. El dolor leve en esas áreas específicas puede ser un síntoma temprano de Osteitis Pubis. Por esta razón, es mejor tratar la condición antes de que pueda llegar a una etapa avanzada.

ESTIRAMIENTO Y FORTALECIMIENTO

Los ejercicios de estiramiento ayudan a mantener los músculos alrededor de la ingle y las caderas en la forma adecuada. También aumenta la flexibilidad de los músculos y les da fuerza para realizar diversas actividades. Realizar ejercicios de fortalecimiento con pelotas de ejercicio y ejercicios abdominales es muy útil para este propósito.

USAR CALZADO ADECUADO

Usar buenos zapatos es muy importante para evitar varios tipos de dolor, ya que mantienen las rodillas y caderas de una persona en una forma estable. Los zapatos adecuados también brindan apoyo y amortiguación a las piernas y rodillas al caminar o correr.

PRUEBAS Y DIAGNÓSTICO DE OSTEÍTIS PUBIS

Un fisioterapeuta generalmente realiza un examen objetivo y subjetivo para diagnosticar esta lesión. En algunos casos, varias pruebas de diagnóstico, como gammagrafía ósea, rayos X, tomografía computarizada y resonancia magnética también se pueden utilizar para diagnosticar y evaluar su gravedad.

CARACTERÍSTICAS RADIOGRÁFICAS

Varias pruebas de diagnóstico que involucran radiología se usan para diagnosticar Osteitis Pubis. Estos involucran:

RADIOGRAFÍA

Los hallazgos radiográficos ayudan a detectar cualquier irregularidad articular, cambio erosivo subcondral y esclerosis que eventualmente pueden causar anquilosis. Sin embargo, los hallazgos no se manifiestan hasta cuatro semanas después de la aparición inicial de los síntomas.

MRI

La resonancia magnética es útil para determinar si el paciente tiene edema de la médula ósea parasinfisaria. Durante las etapas iniciales, los resultados de la resonancia magnética también pueden mostrar la presencia de edema periférico de partes blandas y fluido sinfisario.

RADIOGRAFÍA

Los informes de gammagrafía ósea pueden mostrar resultados negativos, pero pueden mostrar una intensa captación de señal por la sínfisis del pubis.

OSTEITIS PUBIS DIAGNÓSTICO DIFERENCIAL

Ciertas afecciones se caracterizan por síntomas similares a los de Osteitis Pubis. Éstas incluyen:

  • Lesión de la articulación sacroilíaca (lesión de la articulación del Si)
  • Osteomielitis púbica
  • Fractura por estrés
  • Cepa inguinal
  • Fractura pélvica
  • Contusiones musculares
  • Lesiones tendinosas
  • Lágrimas acetabulares de Labral
  • Bursitis
  • Trastornos reumatológicos
  • Daño sinfónico crónico

Los médicos deben asegurarse de que los síntomas denunciados por los pacientes no sean el resultado de ninguno de estos trastornos.

TRATAMIENTO Y TRATAMIENTO DE OSTEÍTIS PUBIS

La fisioterapia es la mejor opción de tratamiento para las personas que sufren este tipo de lesión. Sin embargo, el éxito del tratamiento depende de la gravedad de los síntomas presentes y de cómo los pacientes reaccionan al tratamiento. Siempre se les pide a las víctimas que tomen suficiente cantidad de descanso para reducir el dolor. En algunos casos graves, incluso se puede pedir a los pacientes que usen muletas mientras se despiertan para que los huesos púbicos y la sínfisis no sufran ningún daño adicional. Esto ayuda a acelerar el proceso de curación. Las opciones de tratamiento para esta condición incluyen:

DESCANSO

El descanso es el aspecto más importante en el tratamiento de la osteítis pubis, ya que permite que desaparezca la inflamación severa. En muchos casos, el descanso es el único tratamiento que se necesita para curar por completo el dolor resultante de la lesión. Las víctimas también pueden usar muletas o bastón si experimentan dolor extremo. Si el reposo prolongado no puede curar la inflamación, los médicos pueden considerar otras opciones de tratamiento como las inyecciones de corticosteroides.

APLICACIÓN DE CALOR Y HIELO

Las almohadillas de calor y los paquetes de hielo se usan con más frecuencia para tratar la inflamación. Se debe consultar a un médico para averiguar si el tratamiento con hielo o el tratamiento térmico es lo mejor para un paciente y por cuánto tiempo debe durar el tratamiento.

TERAPIA FÍSICA

Este tipo de tratamiento puede curar la inflamación causada por Osteitis Pubis. Los fisioterapeutas utilizan diferentes modalidades para recuperar la movilidad y aumentar la fuerza de los pacientes, lo que les ayuda a realizar todas las actividades cotidianas normales sin experimentar dolor. La terapia física y el tratamiento de masaje son muy útiles para mantener la fuerza y ​​la flexibilidad de una pierna lesionada.

MEDICAMENTO ANTIINFLAMATORIO

Existen numerosos medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (NSAID), como el ibuprofeno, que a menudo se recetan a pacientes con osteítis pubis, especialmente a aquellos que sufren dolor de cadera debido a diversos problemas, como bursitis, artritis y tendinitis.

DROGAS E INYECCIONES

Los medicamentos antiinflamatorios no funcionan en los casos en que la lesión ya ha dañado el hueso. Los médicos generalmente tratan a pacientes con osteítis pubis con bisfosfonatos o bifosfatos por vía intravenosa. Los consultores de reumatología suelen recetar este medicamento para tratar la osteoporosis. Los bifosfatos se unen a la superficie del hueso de forma permanente y deceleran las células que erosionan los huesos o los osteoclastos. Esto hace posible que las células constructoras de huesos u osteoblastos trabajen más eficientemente. Los síntomas de Osteitis Pubis generalmente comienzan a reducirse en el transcurso de un mes después de la administración de esta inyección. En algunos casos, sin embargo, un paciente requiere inyecciones adicionales.

CIRUGÍA DE OSTEITIS PUBIS

Si la condición no responde bien a ninguno de los tratamientos tradicionales dentro de los doce meses, un médico puede recomendar un enfoque quirúrgico. Un cirujano restaura la estabilidad de los tornillos de fijación de la pierna dañada y una placa a través de la articulación. Los pacientes requieren muletas durante las primeras tres semanas después de la cirugía. Uno no puede regresar a los deportes hasta después de tres meses.

COMPLICACIONES DE OSTEITIS PUBIS

Hay muy pocos informes de complicaciones de esta condición. La principal complicación puede ser causada por la rigidez muscular que conduce a la lesión del músculo-tendón. Se corrigen varios errores biomecánicos que causan la lesión y se le da flexibilidad al paciente para prevenir esta complicación. La erosión del hueso es una complicación importante que ocurre si se diagnostica una osteomielitis mal diagnosticada. Este tipo de complicación requiere un tiempo de recuperación considerable.

PRONÓSTICO DE OSTEITIS PUBIS

La osteítis pubis a menudo puede tomar mucho tiempo para alcanzar la etapa de recuperación completa. Sin embargo, el pronóstico o el resultado generalmente son favorables con un tratamiento y fisioterapia adecuados. En la mayoría de los casos, los pacientes pueden regresar a su vida normal y participar en todas las actividades normales, como caminar, correr y andar en bicicleta después de algunas semanas o meses. En los casos más graves de la afección, la rehabilitación lleva mucho más tiempo y los pacientes pueden necesitar alrededor de seis meses para lograr la recuperación completa.

OSTEITIS PUBIS Y EMBARAZO

Los ligamentos que unen y rodean la articulación púbica pueden sufrir daños muy fácilmente debido a la secreción de la hormona Relaxina antes del parto para suavizar los ligamentos pélvicos durante el parto. Los ligamentos pueden sufrir lesiones graves si una mujer se cae, tropieza y se resbala repetidamente durante este tiempo. La osteítis pubis también puede aparecer en las mujeres después del embarazo o en el período posparto, ya que los ligamentos aún permanecen blandos. La hormona Relaxina desaparece gradualmente después del parto y permite que los ligamentos vuelvan a ser fuertes. Sin embargo, en algunos casos, la debilidad de los ligamentos persiste y las mujeres experimentan un corte continuo en los ligamentos pélvicos, donde se unen a las superficies de las articulaciones, mientras suben un escalón o portan un bebé. Los síntomas comunes de esta condición incluyen dolor en las caderas, las rodillas, el área púbica, los muslos y la parte inferior de la espalda.

OSTEITIS PUBIS VS HERNIA DEPORTIVA

Athletic Pubalgia o Sports Hernia es una lesión en los tejidos blandos que se observa en los deportistas. Este tipo de lesión en la ingle a menudo se confunde con Osteitis Pubis ya que ambas condiciones causan dolor similar. La osteítis pubiana causa dolor en la sínfisis del pubis que puede derivarse a la cadera, la parte inferior del abdomen y la ingle. El trauma repetitivo y los mecanismos de lesión de esta condición son similares a los de una hernia deportiva. Los médicos distinguen entre estas dos lesiones por rayos X.

La osteítis pubiana es una lesión grave de la sínfisis del pubis o la sínfisis del pubis que causa dolor leve a intenso y daño tisular de la pelvis inferior. El tratamiento temprano es necesario para curar la inflamación por completo y hacer posible que el paciente participe en deportes y otras actividades físicas. Las personas con casos avanzados de esta lesión requieren un tiempo de curación más prolongado.

Lee mas:  12 hierbas adaptógenas para aliviar el estrés, la fatiga suprarrenal y el equilibrio hormonal

También te puede interesar

Deja un comentario