Hogar Salud Cómo la ansiedad causa dolor de espalda y cómo detenerlo

Cómo la ansiedad causa dolor de espalda y cómo detenerlo

por Dr. Sandra Landers, MD, PhD
Publicada: Ultima actualización en 3 Vistas

Si lidias con la ansiedad, estás en buena compañía. La ansiedad afecta a más de 40 millones de estadounidenses, convirtiéndola en una de las enfermedades más comunes en los Estados Unidos. Desafortunadamente, las causas y los tratamientos nunca son los mismos. La ansiedad hace un número en tu cuerpo. Cuando está ansioso, es más probable que esté tenso, lo que a menudo significa que sus músculos son más restrictivos, causándole mucho dolor. Los síntomas comunes de dolor pueden incluir artritis, migrañas, inflamación y dolor de espalda baja.

Todos lidian con la ansiedad de manera diferente, pero hay maneras de ayudar a aliviar la tensión.

Dolor de espalda y ansiedad

 

Si bien la ansiedad en sí misma no causa dolor de espalda, los comportamientos asociados con la ansiedad a menudo sí lo hacen. Esto se debe a que la tensión y el estrés muscular pueden afectar tu espalda al ejercer más presión sobre la columna vertebral, lo que a su vez ejerce más presión sobre las articulaciones, los músculos y los discos a su alrededor.

Aunque el dolor de espalda nos afecta a casi todos nosotros en algún momento, la ansiedad puede ser un elemento clave en la cantidad de dolor que siente alguien. Tiene sentido: cuanto más ansioso estés, más tenso estarás. Y cuanto más tenso seas, es más probable que sientas dolor.

La relación entre el ejercicio y la ansiedad

Tu cuerpo debe estar activo, así que cuando no haces ejercicio, la energía de tu cuerpo no se ejerce. En cambio, simplemente permanece inactivo. Y cuando esa energía no puede salir físicamente, puede manifestarse de otras formas, a saber, en las formas de estrés y ansiedad.

Prácticamente cualquier forma de ejercicio puede actuar como un calmante del estrés. De hecho, Live Science realizó recientemente un estudio sobre la cantidad de energía que usted ejerce haciendo las tareas domésticas diarias. Los hallazgos en realidad son bastante interesantes; Resulta que hacer un poco de trabajo en casa cuenta como ejercicio. Pasar la alfombra con la aspiradora, arrancar las malezas y quitar el polvo de la casa puede ayudarlo a romper el sudor, y aunque no sean tan beneficiosas como los ejercicios tradicionales como correr, andar en bicicleta y levantar pesas, todavía cuentan como ejercicio.

Vencer la ansiedad manteniéndose saludable

Si bien la ansiedad puede dificultarle la espalda, hay formas en que puede ayudar a aliviar el dolor. Hacer más actividad física aumenta la producción de endorfinas en tu cerebro, el químico que te hace sentir bien; también puede mejorar tu estado de ánimo porque hacer más ejercicio durante el día te ayuda a dormir mejor por la noche. Si no está preparado para correr 10 millas por día para ayudar a mejorar su estado de ánimo, no se preocupe. Hay muchos otros pasos que puede tomar para ayudar a reducir el dolor de espalda y, con suerte, aliviar su ansiedad en el proceso.

1. Estira todos los días

Antes de participar en cualquier forma de actividad, es importante que se caliente estirando adecuadamente. Si está lidiando con dolor de espalda, incorporar estiramientos diarios que apuntan a las caderas y la parte baja de la espalda puede ayudar a relajar los músculos de la espalda y disminuir el dolor. Algunos tramos comunes incluyen:

  • Heel Slides- Acuéstese sobre su espalda con las piernas estiradas. Lentamente doble una rodilla y tráigala hacia su pecho. Mantenga durante 10-20 segundos, luego enderezar la pierna. Cambia las piernas y repite.
  • Levanta el talón- De pie, con los dos pies firmemente apoyados en el suelo, levante lentamente los talones, manténgalos unos segundos y luego déjelos caer. Puede apoyarse contra una pared o aferrarse a un riel para soporte y equilibrio extra.
  • Levanta la pierna recta – De nuevo, recuéstate boca arriba con una pierna doblada y una recta. Mientras aprietas los abdominales, levante lentamente la pierna recta del suelo y manténgala así durante 1-10 segundos. Baje lentamente la pierna y repita.

2. Mejora tu postura

Una de las principales causas del dolor de espalda es la mala postura. Hay muchas razones por las cuales su postura puede estar apagada; Pasar horas encorvados sobre la pantalla de una computadora, cargar una mochila pesada todos los días, incluso la forma en que camina es conocida por afectar su postura. Afortunadamente, hay formas de mejorarlo. Eche un vistazo a una nueva infografía sobre los pasos simples que puede seguir para ayudar a mejorar su postura.

3. Dormir más

¿Tiene problemas para dormir por la noche? Si es así, no estás solo. Mientras que 6-8 horas de sueño por noche se considera la norma, el Better Sleep Council dice que el 48% de los estadounidenses no duermen tanto. La falta de sueño puede llevar a una gran cantidad de problemas relacionados con la salud, incluido dolor de espalda. También puede alterar tu estado de ánimo. Si te encuentras constantemente bostezando durante todo el día, trata de ir a la cama un poco más temprano en la noche. Aquí hay algunos consejos:

  • Apagar todos los componentes electrónicos y una o dos horas antes de ir a la cama puede ayudarlo a dormir mejor. Mirar la pantalla de la computadora antes de acostarse ha demostrado ser perjudicial para su ciclo de sueño, ya que se sabe que la luz artificial que emula desde la pantalla de su computadora, iPad o teléfono celular lo mantiene despierto por la noche.
  • Limitar el consumo de cafeína también puede ayudarlo a dormir mejor por la noche. Lo creas o no, los efectos de la cafeína pueden permanecer en tu cuerpo por hasta 8 horas, así que si todavía estás bebiendo café por la tarde, es posible que quieras cambiar al café descafeinado.
  • Si siestas constantemente durante todo el día, es posible que quieras parar. La siesta por la tarde hace que sea más difícil conciliar el sueño por la noche. Por lo tanto, aunque tomar una siesta poderosa puede ser útil por la tarde, no ayudará a conciliar el sueño durante la noche.

4. Coma más sano

Tu dieta juega un papel muy importante en tu salud. De hecho, se han encontrado ciertos alimentos para ayudar a disminuir los efectos de la ansiedad. Los alimentos como el pavo, los plátanos y la mantequilla de maní son todos ricos en triptófano, que es un aminoácido que realmente te ayuda a sentirte bien. El triptófano calma sus nervios, lo que puede facilitarle la relajación. Otros alimentos como las nueces y el salmón también son excelentes para ayudar a reducir la ansiedad, ya que se sabe que sus ácidos grasos omega-3 ayudan a mejorar el estado de ánimo y la funcionalidad del cerebro.

Si nada más, la conclusión clave aquí es que vivir un estilo de vida más saludable puede ayudar a reducir su nivel de estrés, que a su vez puede reducir su ansiedad y dolor de espalda. Comer saludablemente, hacer más ejercicio y alterar sus hábitos de sueño son todas formas comprobadas de ayudar a reducir la ansiedad, lo que también puede reducir el dolor de espalda.

Este artículo ha sido publicado por Doug Johnson. Ayudó a crear North American Spine y gestiona todo el personal médico, además de capacitar a los médicos en las técnicas correctas de procedimiento de AccuraScope. Consulte nuestras pautas de publicación de invitados en write for us .

Lee mas:  Cómo obtener manos suaves naturalmente en casa

También te puede interesar

Deja un comentario