Comer perritos calientes durante el embarazo: efectos secundarios y peligros

por Dr. Sandra Landers, MD, PhD
Publicada: Ultima actualización en 116 Vistas

Durante el embarazo, su cuerpo pasa por una serie de cambios para adaptarse al bebé que crece dentro de usted. Por lo tanto, es vital mantener su forma física y también ser consciente de lo que no puede y puede hacer.

Con una persona promedio que consume 50 de ellos por año, los hot dogs son una de las comidas rápidas más populares de Estados Unidos, según el “Consejo Nacional de Hot Dogs y Salchichas” del American Meat Institute.

Por ejemplo, solo en un solo día del 4 de julio, los estadounidenses comen alrededor de 150 millones de perros calientes, lo que es suficiente para extenderse de Los Ángeles a DC más de cinco veces.

El problema es que los hot dogs son uno de los alimentos más vacíos desde el punto de vista nutricional (al igual que todas las comidas rápidas). Un hot dog típico de cerdo tiene aproximadamente 18 g de grasa total (7 gramos del contenido total de grasa se compone de grasas saturadas), 204 calorías y 620 g de sodio.

Esto es antes de agregar condimentos como mostaza, ketchup y condimentos, que agregan aún más grasa y sodio.

Efectos secundarios de comer perritos calientes durante el embarazo

Cáncer colonrectal

Según el Instituto Estadounidense para la Investigación del Cáncer, comer solo un hot dog al día aumenta el riesgo de cáncer colorrectal en un 20%. Además, un análisis de las dietas de 1.660 personas concluyó que el riesgo de contraer cáncer de vejiga aumenta considerablemente cuando se consumen carnes procesadas.

Lee mas:  Pantoprazol vs Nexium: ¿cuál es mejor para tratar la enfermedad por reflujo ácido?

Además, la carne roja procesada está relacionada con un aumento del 10 % en el riesgo de cáncer de próstata por cada 10 g de aumento en la ingesta, según un estudio de dieta y salud de NIH-AARP.

La razón principal puede deberse al hecho de que las salchichas tienen un alto contenido de nitrato y nitrito de sodio (sales añadidas de productos químicos sintéticos o fuentes naturales para aumentar la vida útil del producto).

Aunque los nitritos en sí no suelen ser dañinos, el problema surge cuando se exponen a la acidez del estómago porque pueden formar nitrosaminas, compuestos cancerígenos potentes.

Otros tipos de cáncer que se han asociado fuertemente con el consumo regular de perros calientes incluyen: cáncer de cerebro, leucemia y cáncer de linfoma.

aterosclerosis

Una comida rica en grasas, comúnmente conocida como dieta occidental, aumenta la posibilidad de diabetes mellitus tipo 2 y aterosclerosis.

La aterosclerosis es una forma común de enfermedad cardíaca, en la que se forma placa en las paredes de las arterias y restringe el flujo de sangre a los órganos, como el cerebro, el corazón y los riñones, así como a la columna vertebral, la pelvis, las piernas, los brazos, los dedos de los pies, y dedos

La aterosclerosis generalmente comienza en la infancia. Por lo tanto, es importante que los adolescentes y los niños adopten una nutrición saludable para el corazón para ayudar a prevenir el desarrollo de enfermedades del corazón en la edad adulta.

Sodio

Un hot dog tiene aproximadamente el 44 por ciento de la ingesta diaria máxima recomendada de sodio, que es menos de 1500 mg, según la Asociación Estadounidense de la Salud.

Lee mas:  ¿Qué riesgos para la salud están asociados con el envenenamiento por plomo?

El consumo regular excesivo de sodio puede  hacer que el cuerpo retenga demasiada agua, lo que aumenta la presión arterial. Una sobrecarga de sodio en la dieta también puede provocar síntomas de deshidratación y alteraciones graves de la función renal y cardíaca.

Leucemia

Los niños que consumen más de una docena de perritos calientes cada 30 días tienen un 900 % más de posibilidades de desarrollar leucemia (cáncer de las células sanguíneas), según un estudio de 1994 realizado en la Facultad de Medicina de la Universidad del Sur de California.

Otros factores de riesgo que se han identificado incluyen: quimioterapia específica para el cáncer, exposición a la radiación, antecedentes familiares de leucemia, tabaquismo y exposición al benceno .

listeriosis

Los perros calientes son propensos a la infección con Listeria monocytogenes, una bacteria dañina que causa listeriosis, un tipo de intoxicación alimentaria que puede provocar muerte fetal, aborto espontáneo u otros problemas de salud.

Los alimentos identificados con frecuencia como fuentes de infección por Listeria monocytogenes incluyen: quesos (especialmente variedades de maduración suave, como los quesos mexicanos tradicionales), leche líquida pasteurizada incorrectamente, verduras crudas sin lavar, helado, aves cocidas y crudas, salchichas de carne cruda fermentada, y carnes rebanadas listas para comer (también conocidas como “carnes deli”).

Alimentos para comer cuando estás embarazada

Alimentos ricos en fibra

Los alimentos ricos en fibra dietética son buenos durante el embarazo porque previenen la intolerancia a la glucosa, un estado prediabético que en ocasiones puede provocar diabetes gestacional.

Hay dos tipos de fibra dietética: insoluble y soluble:

  • la fibra insoluble no se descompone en el sistema digestivo humano. En cambio, la fibra insoluble pasa a través del sistema digestivo, ayudando a que otros alimentos se muevan y absorban agua en el camino.
  • la fibra soluble puede absorber agua, lo que hace que las heces sean más fáciles de evacuar y más suaves. Además, la fibra soluble tiene el beneficio adicional de unirse al colesterol, lo que reduce el riesgo de problemas cardiovasculares.
Lee mas:  23 datos interesantes sobre el síndrome de Williams + esperanza de vida y personajes famosos

Los alimentos ricos en fibra incluyen: semillas de chía, semillas de sésamo, semillas de lino, frijoles rojos, garbanzos, lentejas, semillas de girasol, frijoles blancos, frijol mungo, avena, salvado de avena, mango, papaya, manzana, piña o peras.

folato

El folato, también conocido como vitamina B9, se usa para producir la sangre adicional que su cuerpo necesita durante el embarazo. Más importante aún, el folato reduce la posibilidad de defectos del tubo neural. Además, según los estudios, consumir alimentos ricos en folato antes de la concepción reduce el riesgo de bajo peso al nacer.

Omega 3

Las grasas omega-3 son grasas esenciales, lo que significa que solo puede obtenerlas de los alimentos. Estos ácidos grasos son necesarios para el desarrollo del sistema nervioso, el cerebro y la retina del bebé.

Los alimentos ricos en omega-3 incluyen: anacardos, semillas de lino, semillas de chía, arroz salvaje, mijo, frijoles pintos, frijoles rojos, frijoles blancos, col rizada, nueces de macadamia, pistachos, salvado de arroz, soja, frijoles mungo, semillas de sésamo o nueces. .

Crédito de la imagen: Shutterstock

LEE ESTO A CONTINUACIÓN: Sudafed vs Mucinex

También te puede interesar

Deja un comentario