Hogar Remedio De Salud 10 alimentos saludables para un estómago feliz

10 alimentos saludables para un estómago feliz

por Dr. Sandra Landers, MD, PhD
Publicada: Ultima actualización en 30 Vistas

Más de 34 millones de personas en los Estados Unidos padecen enfermedades del sistema digestivo. Los problemas digestivos comunes incluyen: enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE), enfermedad inflamatoria intestinal (EII) y síndrome del intestino irritable (SII).

Sin embargo, es posible que pueda superar los problemas de digestión con cambios en el estilo de vida y tratamiento.

Aquí hay 10 alimentos para un estómago feliz que puedes comer regularmente:

#1 Plátanos

Los plátanos brindan beneficios significativos para su sistema digestivo debido a su contenido de fibra. Además, son un alimento imprescindible si se sufre de diarrea, ya que ayudan a reponer la cantidad de potasio y electrolitos que se pierden durante la evacuación de las heces. Además, los plátanos son una buena fuente del aminoácido triptófano, que posee propiedades sedantes y estimulantes del estado de ánimo comprobadas.

#2 Batatas

Estimulan la síntesis de células en el intestino que promueven las actividades de las enzimas digestivas en el intestino. También están llenos de fibra que ayuda con la absorción adecuada de nutrientes y el movimiento intestinal. Además, las batatas pueden ayudar a calmar los nervios gracias al potasio, la vitamina B6, el betacaroteno y el magnesio y tienen un índice glucémico bajo, lo que las hace ideales para los diabéticos.

Lee mas:  Sistema Muscular – Funciones Principales, Datos Interesantes, Tipos, Enfermedades

#3 Arroz Integral

El arroz es un alimento superior para apoyar la digestión y es particularmente poderoso para ayudar con los calambres. 100 g de arroz integral aportan el 14 % del valor diario recomendado de fibra dietética, un nutriente vital que protege contra el cáncer de mama y el cáncer de colon. El arroz integral también es rico en lignanos vegetales, que ayudan a formar las paredes celulares de las plantas. Según la investigación, estos compuestos protegen a los humanos contra numerosas enfermedades, incluida la diabetes tipo 2 y las enfermedades cardíacas.

#4 semillas de lino

Las semillas de lino, también conocidas como semillas de lino, son conocidas por tener un efecto laxante suave que puede ayudar a promover la regularidad intestinal y aliviar el estreñimiento. Además, son una fuente importante de antioxidantes, grasas saludables, fibra y lignanos. Muchos estudios han concluido que también pueden ayudar a reducir el riesgo de cáncer, diabetes mellitus tipo 2, obesidad, enfermedades neurodegenerativas y enfermedades del corazón.

#5 Manzanas

Las manzanas contienen un tipo único de fibra llamada pectina, que se ha demostrado que ayuda a mejorar la digestión debido a su naturaleza soluble y su capacidad para unirse a las toxinas y el colesterol LDL en el cuerpo y “deshacerse de ellos”. Por ejemplo, una manzana cruda mediana con piel proporciona 3,4 g de fibra dietética.

#6 Zanahorias

Una ingesta regular de zanahorias ayuda a que su intestino funcione correctamente y con normalidad. Además, el alto contenido de betacaroteno en este vegetal actúa como un fuerte antioxidante para el daño celular causado al cuerpo por los radicales libres. Las zanahorias también contienen falcarinol, un compuesto natural que puede estimular los mecanismos de lucha contra el cáncer en su cuerpo.

#7 repollo rojo

El repollo es parte de la familia de las verduras crucíferas, sin embargo, comúnmente se agrupa en la misma categoría que la lechuga debido a su apariencia similar. La digestión adecuada se ve facilitada por el alto contenido de fibra en el repollo. En última instancia, esto conduce a proporcionar alivio del estreñimiento.

Lee mas:  Emetrol vs Zofran: usos, dosis, efectos secundarios, diferencias

Más importante aún, el repollo contiene compuestos potentes para prevenir el cáncer, como: sinigrina, lupeol y sulforafano. Estos compuestos vegetales inhiben el crecimiento de tumores cancerosos y estimulan la actividad enzimática. Además, el repollo rojo es un depósito de antocianinas, un fuerte antioxidante que generalmente se encuentra en las plantas moradas, azules y rojas. Las investigaciones muestran que las antocianinas pueden brindar protección contra el cáncer, reducir el nivel de inflamación y estimular la función cerebral.

#8 garbanzos

La alta cantidad de fibra dietética en los garbanzos ayuda a mejorar la digestión y es responsable de su efecto de saciedad, pero hace mucho más que eso. La fibra dietética también ayuda a controlar los niveles de azúcar en la sangre, mejora la salud del corazón y protege contra algunos tipos de cáncer, cálculos renales, diverticulosis, obesidad o síndrome premenstrual. Además, los garbanzos son una rica fuente de minerales y vitaminas esenciales y aumentan considerablemente la ingesta de ácido fólico.

#9 Salvado De Avena

El salvado de avena ayuda a eliminar los alimentos no digeridos y las condiciones, como el gas y la acidez. Además, forma un compuesto gomoso cuando entra en contacto con líquidos en el estómago. Además, el salvado de avena contiene tiamina, selenio, cobre, fósforo, zinc y vitamina E , que son buenos para la salud en general. El consumo constante de salvado de avena también ayuda a reducir síntomas como la acidez estomacal asociada con la ERGE, la enfermedad por reflujo gastroesofágico.

#10 calabacín

Este vegetal tiene un poderoso efecto depurativo en el tracto digestivo, particularmente en los intestinos, debido a su alto contenido en fibra. El calabacín también tiene un alto contenido de agua que lo hace súper hidratante. Por último, es una buena fuente de potasio: 295 miligramos por taza, que es el 8 por ciento de su valor diario recomendado.

Lee mas:  ¿Qué es la aflatoxina? – Síntomas y riesgos para la salud

Consejos para mejorar tu digestión

Bebe más agua

El agua es esencial para la digestión. Necesitas agua para absorber los nutrientes correctamente y digerir los alimentos sólidos. El bajo consumo continuo de agua puede provocar la acumulación de toxinas en el cuerpo y el estreñimiento, y esto, a su vez, aumenta el riesgo de desarrollar problemas digestivos más complicados.

Ejercicio físico habitual

Haga ejercicio moderado durante al menos treinta minutos todos los días. Esto controlará tu peso, reducirá el estrés y ayudará a que tus intestinos se contraigan correctamente, mejorando así la digestión.

Limite las comidas pesadas

La carne, los productos lácteos, los huevos y los alimentos ricos en aceites vegetales son más difíciles de digerir y pueden causar acidez estomacal y dolor de estómago.

Coma despacio y deténgase cuando esté satisfecho, no lleno.

Cuando comes despacio, comes menos. También da suficiente tiempo para que el sistema digestivo informe al cerebro que estás lleno. Además, comer en exceso conduce a la obesidad y ralentiza la digestión.

masticar bien 

La digestión de los carbohidratos comienza en la boca con enzimas y saliva.

Comer con conciencia

La forma en que come puede ser tan importante como lo que come. Coma despacio, no mire la televisión mientras come y evite comer justo antes de acostarse.

También te puede interesar

Deja un comentario