Hogar Enfermedades y Condiciones Tumores pineales: causas, síntomas, cirugía y tratamiento

Tumores pineales: causas, síntomas, cirugía y tratamiento

por Dr. Sandra Landers, MD, PhD
Publicada: Ultima actualización en 5 Vistas

Los tumores pineales son un tumor cerebral que se forma en la glándula pineal del cerebro. La glándula pineal se encuentra dentro del tercer ventrículo, en las profundidades del cerebro. Es responsable de administrar y secretar hormonas específicas, incluida la melatonina, dentro del cuerpo. La glándula pineal sincroniza la liberación de la hormona con las fases del ciclo de luz-oscuridad, pero la relación con el ritmo circadiano sigue sin estar clara. La glándula pineal crea células, llamadas pinocytes. Estas células normales a veces se forman en tumores.

Hay tres tipos principales de tumores pineales: pineocitoma, pineoblastoma y tumores pineales mixtos. El pineocitoma es un tumor de grado II y de crecimiento lento. El pineoblastoma es de grado IV y es un tumor maligno mucho más agresivo.

Los tumores pineales solo representan menos del 1% de todos los tumores cerebrales, pero ocurren con mayor frecuencia en niños y adultos entre 20 y 40 años. Los tumores pineales se consideran raros y solo comprenden el 8% de los tumores descubiertos. La mayoría de estos tumores nunca se consideran cancerosos, aunque el tratamiento es muy similar.

 

Causas

Al igual que con la mayoría de los tumores cerebrales, se desconoce la causa de los tumores pineales. La investigación se está llevando a cabo para localizar la causa y ha habido algunos vínculos asociados con anomalías cromosómicas.

Síntomas

Estos tumores bloquean el flujo de líquido cefalorraquídeo, que es lo que comúnmente causa los síntomas. Los dolores de cabeza son el síntoma más común y ocurren dentro del 50% de las personas con tumores pineales, pero menos del 1% de los dolores de cabeza son causados ​​por tumores.

Además de los dolores de cabeza, muchas personas padecen otros síntomas, como convulsiones, náuseas y vómitos. Los problemas de audición que incluyen zumbidos o timbres, y problemas de visión que incluyen movimientos erráticos de los ojos y visión borrosa, también son comunes entre aquellos que sufren de un tumor pineal. También pueden experimentar cambios en el habla, debilidad en sus extremidades, falta de coordinación o tropiezos al caminar y somnolencia. Muchos de estos síntomas son similares a un accidente cerebrovascular y deben ser examinados por su médico de inmediato.

Varios de los síntomas son causados ​​por los tumores que bloquean el flujo de líquido cefalorraquídeo y la presión que esto causa. Este fluido fluye entre el cerebro y la columna vertebral y es absolutamente vital. Proporciona amortiguación para la corteza y protección inmunológica. También sirve para eliminar el metabolismo del cerebro cuando circula a través de la barrera hematoencefálica.

Pruebas

Las pruebas incluirán un panel de pruebas neurológicas, que incluyen visión, audición, coordinación, reflejos y equilibrio. A partir de ahí, el médico solicitará una tomografía computarizada, una resonancia magnética, un angiograma, una radiografía u otras exploraciones.

Una tomografía computarizada o tomografía computarizada es un tipo de radiografía avanzada conectada a una computadora que crea una imagen bidimensional del cerebro. Esto se hace en una máquina grande que se parece a una rosquilla. Se puede inyectar un tinte para que el examen sea más prominente y más fácil de leer para el médico.

Una exploración de imágenes por resonancia magnetizada, comúnmente conocida como resonancia magnética, utiliza ondas de radio y campos magnéticos para crear imágenes. Estos escaneos muestran tejidos blandos y superficies óseas y brindan información más detallada. También les permiten a los médicos controlar la actividad cerebral y el impacto del tumor. También se puede inyectar colorante para este procedimiento para que el tumor sea más visible.

Otras pruebas que se pueden realizar incluyen la tomografía computarizada por emisión de fotón único (SPECT), la espectroscopía de resonancia magnética (MRS) o la tomografía por emisión de positrones (PET). Estas pruebas se pueden combinar con las otras pruebas para proporcionar una representación más precisa del tumor.

Después de completar la prueba, el médico puede solicitar una biopsia del tumor. Esta es la única forma de identificar y diagnosticar con precisión un tumor. Una biopsia se realiza mediante la eliminación de una pequeña muestra del tejido que se recupera creando un agujero muy pequeño perforado en el cráneo. Luego se inyecta una aguja para recuperar la muestra. Una vez obtenido, el tejido se observa bajo el microscopio y se pueden realizar pruebas adicionales para verificar la identidad del tumor.

El líquido cefalorraquídeo también puede requerir pruebas a través de una punción lumbar, comúnmente conocida como punción lumbar.

Tratamiento

El tratamiento se basa en el tipo de tumor pineal. Un médico recomendará el método que sea mejor para tratar el tumor específico.

El tratamiento estándar consistiría en radioterapia. Este procedimiento es un método muy específico para destruir las células dañadas con el uso de una máquina especializada que administra altas dosis de radiación.

Algunos tipos de tumores requerirán quimioterapia antes de que pueda comenzar la radiación. Esto generalmente se hace cuando un tumor ha tenido la oportunidad de diseminarse por todo el cuerpo. La quimioterapia es un tratamiento de cuerpo completo entregado a través de medicamentos. Está destinado a debilitar y ralentizar las células tumorales para que la radioterapia sea beneficiosa.

Los tumores benignos se pueden tratar con cirugía que elimina completamente el tumor del cuerpo. Los pineocitomas se tratan con cirugía porque se ha encontrado que la radiación no tiene efecto. El área que se somete a cirugía se adormece antes de que comience la cirugía. La cirugía puede ser una eliminación completa, pero en algunos casos, el médico puede optar por una eliminación parcial. Esto dependería de la situación. Es posible que se requiera una derivación para drenar el fluido del área. Debido a la introducción de estos procedimientos quirúrgicos, la tasa de mortalidad es del 0-8%, en comparación con el 90% a principios del siglo XX.

Se están probando técnicas más nuevas, incluidas las técnicas estereotáxicas, que son una forma más especializada de radioterapia.

Después de que se elimine el tumor, el paciente tendrá que ver a un endocrinólogo para asegurarse de que no haya deficiencias de hormonas. Se sabe que estos tratamientos intensos causan daño a los sistemas hormonales, por lo que es imprescindible garantizar que el cuerpo tenga un equilibrio completo de las hormonas adecuadas. La mayoría de las afecciones se pueden tratar y controlar con diversas terapias médicas.

También hay grupos de apoyo para aquellos que han tratado con tumores pineales. Estos grupos proporcionan consuelo al unir a las personas que actualmente tienen tumores con aquellos que han eliminado con éxito sus tumores pineales.

Como con la mayoría de las condiciones médicas, la clave para estar libre del tumor es la detección temprana a través del reconocimiento de los síntomas. El paciente que está consciente de los cambios en su cuerpo podrá procesar la información y recuperarse más rápido.

Lee mas:  8 Hacks Sure-Shot para aumentar el poder del cerebro de sus hijos!

También te puede interesar

Deja un comentario