Xenoestrógenos y sus efectos nocivos

por Dr. Sandra Landers, MD, PhD
52 Vistas

¿QUÉ SON LOS XENOESTRÓGENOS?

El término xenoestrógeno se deriva de la palabra griega para ‘extranjero’, lo que le da una idea de lo que son y lo que hacen. Los xenoestrógenos son compuestos no esteroideos que imitan las actividades de la hormona estrógeno tanto en mujeres como en hombres. No esteroideo se refiere al hecho de que el sistema endocrino del cuerpo no produce estrógeno de forma natural.

Los xenoestrógenos se están convirtiendo en un problema de salud moderno. Estos productos químicos que imitan las hormonas son mucho más comunes de lo que eran y pueden estar relacionados con muchas condiciones de salud. Los xenoestrógenos se encuentran en varios productos para el hogar, incluidos productos de limpieza, tintes para el cabello, productos de jardinería, cartones y bolsas de plástico.

No hay acuerdo entre los expertos sobre los peligros que representan los xenoestrógenos y muchos sostienen que el riesgo para la salud que representan es mínimo. Sin embargo, el hecho de que estos estrógenos extraños ahora se encuentren en tantos productos cotidianos significa que más personas están cada vez más expuestas.

Los xenoestrógenos se asocian con mayor frecuencia con plásticos y pesticidas, pero en realidad incluyen micoestrógenos derivados de hongos y fitoestrógenos, que son estrógenos dietéticos que obtenemos de las plantas. Los xenoestrógenos a veces se conocen como EDC (compuestos disruptores endocrinos) o como hormonas ambientales.

Cuando se utilizan por elección como estrógeno farmacológico, los xenoestrógenos en realidad pueden ser beneficiosos. Los ejemplos incluyen su uso en la terapia de reemplazo hormonal para mujeres menopáusicas o su uso como píldora anticonceptiva.

Debido a que un xenoestrógeno actúa de la misma manera que el estrógeno, puede aumentar las hormonas en su cuerpo. Este aumento en las hormonas puede resultar en la interrupción de la función endocrina normal.

Lee mas:  10 beneficios comprobados para la salud de Gotu Kola

Ahora estamos viendo que los xenoestrógenos se acumulan en nuestra ecología a un ritmo cada vez mayor. Se está convirtiendo en un motivo de alarma tanto como un peligro ambiental y también un problema de salud real para algunos . Debido a que muchos xenoestrógenos pueden llegar a nuestro suministro de alimentos o incluso a nuestros cuerpos directamente, es posible que haya motivos de preocupación.

EL EFECTO POTENCIAL DE LOS XENOESTRÓGENOS EN SU SALUD

1) PUBERTAD PRECOZ

La pubertad precoz es una condición rara en la que la pubertad comienza a una edad muy temprana. Cuando los niños desarrollan características sexuales secundarias antes de los ocho años para las niñas y nueve para los niños, se dice que tienen pubertad precoz.

Ver también   Tés Sinusales

Los estudios epidemiológicos en varias partes del mundo, incluidos dos realizados en los Estados Unidos, muestran que las niñas maduran sexualmente a una edad más temprana. Se han hecho observaciones similares en Europa y Asia. Se cree ampliamente que la exposición a sustancias químicas como los xenoestrógenos en nuestro entorno es un factor contribuyente.

2) EL EFECTO DE LOS XENOESTRÓGENOS EN LAS MUJERES

Si bien el estrógeno se conoce como la hormona femenina y es saludable en los niveles correctos, puede causar numerosos efectos no deseados si está presente en grandes cantidades. Demasiado estrógeno puede causar una menstruación irregular, así como algunos efectos físicos muy graves y daños psicológicos.

La pubertad precoz, por ejemplo, da como resultado un crecimiento acelerado y una maduración ósea temprana. Esto puede causar una afección grave que resulte en una reducción significativa de la estatura adulta. La pubertad precoz también está relacionada con varias afecciones ginecológicas, como la infertilidad, la endometriosis, la adenomiosis y el síndrome de ovario poliquístico.

3) EL EFECTO DE LOS XENOESTRÓGENOS EN LOS HOMBRES

Aunque se la conoce como la hormona femenina, los hombres también tienen niveles más bajos de estrógeno en sus cuerpos. Hay muchos riesgos para los hombres asociados con un alto nivel de estrógeno. Un alto nivel de estrógeno puede tener un efecto dramático en el sistema reproductivo masculino , como un bajo conteo de espermatozoides y bajo peso de los testículos. También se asocia con una mayor incidencia de cáncer testicular, órganos reproductivos anormales o deformados y testículos no descendidos.

4) CÁNCER

Las mujeres con antecedentes de ciertos cánceres relacionados con las hormonas deben evitar cualquier sustancia que pueda elevar sus niveles de estrógeno. Porque si la forma en que el estrógeno imita los efectos de la hormona, también puede acelerar la gravedad y el crecimiento de ciertos tipos de cáncer. Se cree que los xenoestrógenos pueden afectar negativamente al cáncer de mama, cáncer de ovario, cáncer de próstata y cáncer de útero.

5) OTROS PROBLEMAS POTENCIALES

Los xenoestrógenos pueden causar alteraciones importantes en el delicado equilibrio hormonal del cuerpo. Esto puede conducir a una variedad de efectos graves para la salud que van desde una función inmunológica deteriorada hasta una actividad tiroidea deficiente. Los xenosetrógenos son tan problemáticos por varias razones.

Los xenoestrógenos se unen a los receptores hormonales creando niveles excesivos de estrógeno en el torrente sanguíneo. Esto provoca una condición conocida como dominancia estogen. Tener un exceso de estrógeno en el cuerpo provoca una variedad de síntomas que incluyen pérdida de cabello, fatiga, letargo y menstruación irregular.

Ver también   12 beneficios comprobados para la salud del rábano picante

Mientras que las hormonas naturales son procesadas fácilmente por el cuerpo, los xenoestrógenos son mucho más difíciles de procesar para nuestros cuerpos. En última instancia, terminan almacenándose en nuestras células grasas y acumulándose, lo que puede causar más complicaciones.

QUÉ PRODUCTOS EVITAR

Evitar los xenoestrógenos por completo es cada vez más difícil y la lista de productos cotidianos que los contienen es cada vez más larga. La siguiente lista no es exclusiva, pero le da una idea de cuán frecuentes son en el entorno actual.

Productos para el cuidado de la piel: muchos productos comerciales para el cuidado de la piel, incluidos protectores solares, esmaltes de uñas y maquillaje, contienen xenoestrógenos. Intente usar menos de estos productos o asegúrese de que los que usa sean más naturales. Investigue un poco y lea las etiquetas de los ingredientes; debe estar atento a los productos para el cuidado de la piel que contienen benzofenona y parabenos.

Lee mas:  12 aceites esenciales para la energía

Productos de plástico: El mundo parece estar llenándose de productos de plástico. El plástico se utiliza para fabricar bolsas para la compra, botellas de agua, loncheras, películas para envolver y mucho más.

Conservantes de alimentos: una sustancia química llamada hidroxianisol butilado (BHA) se encuentra en algunos conservantes de alimentos y tiene un efecto acumulado con los estrógenos naturales.

Donde vivo en Tailandia, la cantidad de plástico es increíble. Algunas tiendas insisten en darte una bolsa de plástico para llevar tu pequeña cantidad de compras incluso cuando les dices expresamente que no la necesitas. Las cucharas de plástico se entregan en envoltorios de plástico para comer yogur directamente de un bote de plástico. Aparte del daño medioambiental que provoca tanto plástico, este uso excesivo del material podría tener graves consecuencias para la salud en el futuro.

Frutas, verduras y cereales no orgánicos: si compra productos vegetales no orgánicos, es muy probable que hayan sido tratados con fertilizantes químicos y pesticidas. Puede ser más caro, pero intente optar por productos orgánicos en su lugar.

Productos de limpieza del hogar: muchos de sus productos habituales para la limpieza del hogar contienen xenoestrógenos como los etoxilatos de alquilfenol.

CÓMO MINIMIZAR LA EXPOSICIÓN A LOS XENOESTRÓGENOS

Como ya hemos mencionado, evitar estos xenoestrógenos dañinos es cada vez más difícil , pero aún es posible minimizar su exposición cambiando algunos de sus hábitos alimenticios y de estilo de vida.

Trate de seguir estas pautas si es posible….

  • Compra frutas y verduras orgánicas. Los productos orgánicos tienden a ser más caros, pero son más nutritivos y no han sido rociados con químicos dañinos antes de llegar a los estantes.
  • Trate de comprar carnes y productos lácteos libres de hormonas . Los productos animales orgánicos son la mejor opción.
  • Evite almacenar sus alimentos y bebidas en botellas y recipientes de plástico. Utilice cerámica o vidrio en su lugar.
  • Cambie a productos orgánicos para la piel y la belleza.
  • Utilice ropa de cama y productos sanitarios sin blanquear.

Nuestro estilo de vida moderno y nuestra situación financiera hacen que sea difícil evitar por completo los xenoestrógenos, pero no es imposible reducir significativamente su exposición.

También te puede interesar

Deja un comentario