Hogar Belleza y Estilo Mal aliento crónico: causas, diagnóstico, tratamiento y prevención

Mal aliento crónico: causas, diagnóstico, tratamiento y prevención

por Dr. Sandra Landers, MD, PhD
Publicada: Ultima actualización en 5 Vistas

El mal aliento, o halitosis, es un problema común pero embarazoso. Si no se controla, puede arruinar las relaciones sociales, hacer que sea más difícil obtener o conservar un trabajo y, finalmente, conducir a un mayor aislamiento. Algunos casos de mal aliento son normales y de corta duración, como el “aliento matutino”, que generalmente desaparece cuando te cepillas los dientes. A veces, sin embargo, el mal aliento se vuelve crónico. Si el suyo no responde a los tratamientos típicos, como el cepillado, el uso del hilo dental y el enjuague bucal, es hora de visitar al dentista.

Causas comunes de mal aliento

El mal aliento crónico casi siempre es un síntoma de una afección subyacente, pero decidir cuál es un problema desafiante es mejor dejarlo a un experto. A continuación hay algunas causas comunes de mal aliento continuo:

  • Enfermedad de las encías: cuando las partículas de alimentos y las bacterias quedan atrapadas en las encías, pueden comenzar a descomponerse y descomponerse. Este proceso es una causa muy común de mal aliento crónico, ya que la gran mayoría de las personas tiene al menos una pequeña cantidad de enfermedad de las encías.
  • Rellenos agrietados: los rellenos que han comenzado a fallar dejan un canal abierto para que las partículas de alimentos y las bacterias se peguen en los dientes. Al igual que los atrapados en las encías, estos materiales también pueden descomponerse y causar olores dentro de los dientes.
  • Mala higiene oral: Permitir que la comida y la placa permanezcan en los dientes produce caries, enfermedad de las encías y malos olores. Cepíllese y use hilo dental regularmente para eliminar estos causantes de olores.
  • Las dentaduras mal ajustadas: las dentaduras que no encajan bien permiten que las partículas de comida queden atrapadas debajo. Si no se limpia la dentadura correctamente, se pueden dejar restos de comida. A medida que la comida se descompone, los olores son un resultado común.
  • Caries: una cavidad es literalmente un hoyo en su diente. Esto proporciona un caldo de cultivo perfecto para las bacterias que causan olor. Haga que todas las caries se llenen inmediatamente para cerrar estos puntos de entrada de bacterias.
  • Boca seca: la saliva es necesaria para lavar y limpiar los dientes entre cepillados. Ciertos medicamentos, así como los problemas con las glándulas salivales, pueden provocar sequedad crónica de la boca.

En algunos casos, el mal aliento crónico es un síntoma de una condición de salud subyacente. Estas causas son mucho más raras, pero deben descartarse si la razón del mal aliento no es obvia:

  • Infección por hongos orales
  • Enfermedad del higado
  • Diabetes
  • Reflujo ácido crónico
  • Infección sinusal
  • Enfermedad del riñon
  • Infección del tracto respiratorio como bronquitis

 

Diagnosticando mal aliento crónico

En su cita inicial, se le pedirá que complete algunos formularios y responda varias preguntas sobre su historial médico y dental pasado. Luego, su dentista examinará cuidadosamente su boca, cabeza y cuello, en busca de pistas sobre la naturaleza de su mal aliento. En la mayoría de los casos, el dentista encontrará la fuente y la tratará de manera adecuada. Sin embargo, si se sospecha una causa médica, su dentista lo remitirá a su médico para un diagnóstico definitivo.

Tratamiento de mal aliento crónico

 

El mal aliento crónico es un síntoma más que un trastorno en sí mismo. Por lo tanto, el tratamiento se enfocará en corregir el problema subyacente. Es posible que tenga que llenar las cavidades o reemplazar los empastes defectuosos. Es posible que deba tomar medicamentos para tratar una infección o cambiar las prescripciones para evitar la boca seca crónica inducida por medicamentos. Es posible que deba ajustar su dentadura postiza o que necesite aprender mejores prácticas de higiene bucal. Es posible que necesite tratamiento, ya sea con métodos tradicionales o con láser, para la enfermedad de las encías.

Si su mal aliento se debe a una enfermedad médica subyacente, su médico y dentista pueden trabajar juntos para minimizar el mal aliento mientras se somete a tratamiento para su enfermedad. La medicina integrativa, en la que múltiples profesionales de diferentes especialidades trabajan juntos en un protocolo de tratamiento integral, es un enfoque moderno que puede tener beneficios reales. Hable con su dentista acerca de esta posibilidad si lo derivan a un médico.

Prevenir la mala respiración

Al igual que la mayoría de las afecciones dentales, el mal aliento es más fácil de prevenir que de tratar. La mejor manera de hacerlo es hacer un compromiso renovado con su salud oral. Cepíllese y use hilo dental después de cada comida, o al menos dos veces por día. Visite la oficina del dentista para realizar limpiezas regulares cada seis meses o según lo prescrito. Haga un examen dental completo al menos una vez al año. Los problemas de captura antes de que comiencen son generalmente más fáciles y menos costosos que tratarlos una vez que se han convertido en un problema.

Nota : Esta es una publicación de invitado por Sarah Ross, Coordinadora de la comunidad en FamilyDentalCareofBellevue.com . ¿Quieres enviar una publicación de invitado? Lea las pautas de envío de invitados de HealthResource4u .

Lee mas:  Consejos para el cuidado natural del cabello

También te puede interesar

Deja un comentario